Doug Ford afirma que es hora de dejar atrás las restricciones COVID-19

Es hora de dejar atrás las restricciones de salud pública destinadas a reducir la propagación del COVID-19, ahora que las personas ya no tendrán que seguir reglas como la presentación de certificados de vacunación o el uso de mascarillas, dijo el martes el premier de Ontario.


Doug Ford afirma que es hora de dejar atrás las restricciones COVID-19.
Doug Ford afirma que es hora de dejar atrás las restricciones COVID-19.

Un día después de que su gobierno conservador progresista anunciara planes para acelerar su plan de reapertura comercial y el fin del sistema de certificados de vacunación en unas pocas semanas, Doug Ford dijo que está ansioso por "poner en marcha esos nuevos mandatos".


“Odio que como funcionario del gobierno tenga que decirle a alguien qué hacer. Solo tenemos que seguir adelante, salir de esto y proteger los empleos”, dijo Ford en un anuncio de construcción en Hamilton, Ontario. “El mundo ha terminado con esto, así que sigamos adelante”.

El gobierno tiene la intención de levantar por completo los límites de capacidad en las empresas y reuniones sociales el 1 de marzo. Su política de certificados de vacunación, que requiere que ciertas empresas solo admitan clientes vacunados, finalizará el mismo día.


Ford dijo el martes que “nunca estuv convencido” de la política de los certificados de vacunación; pero que la presentó siguiendo el consejo del director médico de la provincia, el Dr. Kieran Moore.


"El Dr. Moore es fenomenal, es razonable y entiende la economía”, dijo Ford. “Gracias a Dios, el 1 de marzo saldremos de esto… No puedo esperar”.

Moore ha dicho que las mascarillas deberían ser requeridas en Ontario por un poco más de tiempo. La provincia aún no ha fijado una fecha para poner fin a su mandato de uso de mascarillas en los espacios públicos; pero Ford indicó el martes que también quiere poner fin a esa política, diciendo que la gente quiere “volver a la normalidad” sin tener que seguir tales reglas.


Moore y Ford han señalado que la mejora de los indicadores del virus, así como la reducción de las hospitalizaciones y las admisiones en cuidados intensivos, es la razón fundamental para levantar más reglas de salud pública.



Ontario es la última provincia en acelerar sus planes para poner fin a las normas de salud pública, así como a las políticas de prueba de vacunación en las empresas. Otros, incluidos Alberta y Saskatchewan, se están moviendo aún más rápido para poner fin a sus propias políticas, un efecto dominó que comenzó poco después de que las protestas contra las reglas de vacunación y los cierres del gobierno comenzaran a afectar a varias ciudades y puntos fronterizos en todo el país.


Ford ha negado que la decisión de revertir las medidas de salud pública haya sido influenciada por la presión de los manifestantes que ocuparon la ciudad de Ottawa y los cruces fronterizos clave con los Estados Unidos exigiendo que Canadá haga precisamente eso.


El martes, el premier volvió a mencionar las divisiones que han surgido entre amigos y familiares a raíz de las respuestas a la pandemia y señaló que él personalmente se ha ocupado de tales problemas. La hija de Ford es una opositora de los mandatos de vacunación, mientras que el propio Ford ya ha recibido sus tres inyecciones.


Él dijo el martes que las personas tienen la opción de no vacunarse y señaló que las personas aún pueden infectarse con el virus si están vacunadas, aunque están mejor protegidas contra enfermedades graves. Ford dijo que la gente debería permanecer cautelosa pero seguir adelante ahora que desaparecerán las restricciones relacionadas con el virus.


“Solo tenemos que tener cuidado (y) siempre asegurarnos de lavarnos las manos y seguir adelante”, dijo. “No podemos quedarnos en esta posición para siempre. Tenemos que aprender a vivir con esto y seguir con nuestras vidas”.


ARTÍCULO POR: HOLLY MCKENZIE-SUTTER

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @FORDNATION

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

229 views0 comments