• Eliana González

E.E. U.U. aprueba vacuna COVID-19 de Moderna

La Administración de Alimentos y Medicamentos autorizó el viernes la vacuna Covid-19 fabricada por Moderna para uso de emergencia, lo que permitió el envío de millones de dosis más en todo el país e intensificó el debate sobre quién será el próximo en ser vacunado.




La medida hará que la vacuna de Moderna sea la segunda en llegar al público estadounidense, después de la de Pfizer y BioNTech, que fue autorizada hace apenas una semana.


Se produce cuando el virus continúa arrasando Estados Unidos, que estableció otro récord de casos diarios el viernes con más de 250.000 y ha superado un total de 17 millones de casos conocidos.


Más de 114,000 pacientes de Covid-19 están hospitalizados, también un récord, ya que los funcionarios advierten que las instalaciones médicas pronto podrían verse abrumadas.


La decisión de la FDA prepara el escenario para un espectáculo de fin de semana de camiones que se lanzan a medida que los comités de expertos comienzan una nueva ronda de discusiones que sopesa si la próxima ola de vacunas debe ir a los trabajadores esenciales, a las personas de 65 años o más y a las personas con afecciones que aumentan su riesgo de enfermarse gravemente por Covid-19.


Ya ha comenzado a competir por las próximas vacunas en enero y febrero, aunque todavía no hay suficientes de las dos vacunas para todos los trabajadores de la salud y los miembros del personal y los residentes de los hogares de ancianos a los que se les da la primera prioridad. Los conductores de Uber, los empleados de restaurantes, los funerarios y los barberos se encuentran entre los estados que presionan para incluirlos en la próxima ronda junto con los de las categorías más tradicionales de los 80 millones de trabajadores esenciales del país, como maestros y conductores de autobuses.


El rápido progreso del laboratorio a los ensayos en humanos y la inoculación pública ha sido casi revolucionario, impulsado por la urgente necesidad de la nación de mitigar la pandemia que ha batido récord tras récord en muertes, hospitalizaciones y pérdidas económicas en Estados Unidos. Solo en la última semana, ha habido un promedio de 213,165 casos por día, un aumento del 18 por ciento con respecto al promedio dos semanas antes. Y la cifra diaria de muertos en los últimos días ha superado los 3.200.


El Dr. Anthony S. Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas del país, calificó la llegada de dos vacunas como "un momento histórico".


Moderna, una empresa con sede en Cambridge, Massachusetts, trabajó con la agencia del Dr. Fauci en los Institutos Nacionales de Salud para crear una vacuna que, junto con Pfizer-BioNTech's, lidera una nueva tecnología basada en material genético llamado mensajero o ARNm. En ensayos clínicos en decenas de miles de voluntarios, las vacunas demostraron una eficacia del 94 al 95 por ciento. Cada uno requiere dos disparos.


Ambos productos están llegando a un público ansioso antes de las vacunas elaboradas con enfoques tradicionales, y se han vuelto aún más críticos a medida que los esfuerzos de otras empresas se han tambaleado en los últimos meses.


La autorización de emergencia da inicio a una campaña rápida y compleja para distribuir alrededor de 5,9 millones de dosis de la vacuna Moderna en todo el país, y el envío comenzará el domingo y las entregas el lunes. Las primeras vacunas Moderna podrían administrarse horas más tarde.


Debido a que la vacuna de Moderna, a diferencia de la de Pfizer-BioNTech, no necesita almacenamiento en frío extremo y se entrega en lotes más pequeños, los estados esperan proporcionarla a áreas menos pobladas, llegando a hospitales rurales, departamentos de salud locales y centros de salud comunitarios que no estaban en el parte superior de la lista de distribución.


Tres lugares que no recibieron la vacuna Pfizer-BioNTech, las Islas Marshall, Micronesia y Palau, recibirán la vacuna Moderna por ese motivo, según un funcionario de salud federal familiarizado con los planes de distribución del gobierno.


Y a diferencia del lanzamiento de Pfizer la semana pasada, las entregas de vacunas Moderna serán administradas por el gobierno federal con el financiamiento de Operation Warp Speed, el programa de la administración para desarrollar y distribuir vacunas lo más rápido posible.

ARTÍCULO POR: DAVID GELLES, KATHERINE J. WU, SHARON LAFRANIERE Y REED EPSTEIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL