• Eliana González

EE. UU. extiende las restricciones de viaje en las fronteras de Canadá y México

EE. UU. está extendiendo las restricciones a los viajes no esenciales en sus fronteras terrestres con Canadá y México hasta al menos el 21 de agosto, según varios informes y un documento prepublicado en el Registro Federal de EE . UU.


EE. UU. extiende las restricciones de viaje en las fronteras de Canadá y México.
EE. UU. extiende las restricciones de viaje en las fronteras de Canadá y México.
El documento dice que “dado el brote, la transmisión y propagación continuas del virus asociado con COVID-19 dentro de los Estados Unidos y en todo el mundo, el Departamento de Seguridad Nacional determinó que el riesgo de transmisión y propagación continuas del virus asociado con el COVID-19 entre los Estados Unidos y Canadá planteaba una 'amenaza específica para la vida humana o los intereses nacionales'".


Esto se produce pocos días después de que Canadá anunciara una flexibilización de sus propias restricciones de viaje para las personas que están completamente vacunadas contra el COVID-19.


El gobierno federal dijo el lunes que comenzaría a permitir la entrada al país de estadounidenses completamente vacunados a partir del 9 de agosto. Su objetivo es dar la bienvenida a viajeros internacionales completamente vacunados a partir del 7 de septiembre.


El lunes, el ministro de Seguridad Pública de Canadá, Bill Blair, dijo que había hablado con el secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, el viernes, momento en el que Estados Unidos no había indicado ningún plan para cambiar sus restricciones en sus fronteras terrestres. Blair dijo que Mayorkas le había advertido que Estados Unidos no seguiría el ejemplo de Canadá para flexibilizar algunas medidas.


Los expertos fronterizos dicen que es probable que la administración Biden no esté lista para abrir la frontera entre Estados Unidos y México, dada la crisis de refugiados existente allí, y quiere que ambas fronteras se abran al mismo tiempo.


Si bien la frontera terrestre permanece cerrada para viajes no esenciales, los canadienses pueden volar a los EE. UU. con una prueba de COVID-19 negativa.


"El DHS continúa monitoreando y respondiendo a la pandemia del COVID-19", se lee en la notificación de EE. UU., que dice que las restricciones entrarán en vigencia el 22 de julio. "Hasta la semana del 12 de julio de 2021, ha habido más de 186 millones de casos confirmados en todo el mundo , con más de 4 millones de muertes confirmadas. Ha habido más de 33.7 millones de casos confirmados y probables en los Estados Unidos, más de 1.4 millones de casos confirmados en Canadá y más de 2.6 millones de casos confirmados en México”.

Las restricciones actuales debían expirar al final del día 21 de julio.


Ante la decisión de que los viajes no esenciales continuarán limitados a los EE. UU. durante un mes adicional, la Cámara de Comercio de Canadá (CCC) dijo que está decepcionada con la medida.


En un comunicado, el presidente y director ejecutivo de la CCC, Perrin Beatty, dijo que ambas partes emitieron una "Hoja de ruta para una asociación renovada entre Estados Unidos y Canadá" en febrero que decía que ambas partes "adoptarían un enfoque coordinado basado en criterios científicos y de salud pública" cuando se tratara de decisiones sobre las restricciones en la frontera terrestre entre Canadá y Estados Unidos. "Menos de cinco meses después, Washington parece haber perdido su copia", se lee en el comunicado.


“En contraste con su compromiso, la decisión de Estados Unidos no está coordinada con el anuncio de Canadá del lunes de la reapertura de la frontera y va en contra de la ciencia y los datos más recientes de salud pública”, escribió Beatty. “Es difícil descifrar cómo el permitir que los canadienses completamente vacunados ingresen a los EE. UU. represente una amenaza para la salud pública. Las tasas de vacunación en Canadá son más altas que en los EE. UU. y las tasas de infección son dramáticamente más bajas. Además, la política de EE. UU. aplica estándares muy diferentes a los viajeros que cruzan la frontera terrestre que a aquellos que llegan por vía aérea”.

La cámara insta al gobierno federal a "presionar a la administración estadounidense" para que revise la extensión, diciendo que "no hay justificación para seguir separando a las familias y desalentar los viajes tanto por turismo como por negocios".




ARTÍCULO POR: HANA MAE NASSAR

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL