top of page

EE.UU. restringe entrada a cubanos, nicaragüenses y haitianos

El gobierno del presidente Joe Biden anunció el jueves que comenzará inmediatamente a rechazar a los cubanos, haitianos y nicaragüenses que crucen ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y México, una importante ampliación del actual mecanismo que ya impide el paso a los venezolanos que intenten entrar a suelo norteamericano.


En su lugar, el gobierno anunció que aceptará al mes a 30.000 personas de las cuatro naciones durante dos años y que les ofrecerá la posibilidad de trabajar legalmente, siempre y cuando procedan de forma legal, tengan patrocinadores que reúnan los requisitos y superen los controles de antecedentes.


Ciudadanos de estas cuatro naciones se encuentran entre los que más han aumentado los cruces fronterizos de migrantes, sin que exista una forma fácil de devolver rápidamente a los migrantes a sus países de origen.


Así lo anunció el presidente Joe Biden en rueda de prensa esta tarde y envió un mensaje a los migrantes de estos países:



Mi mensaje es el siguiente, si estás tratando de abandonar Cuba, Nicaragua o Haití y has decidido emprender el viaje hacia los estados unidos simplemente no te aparezcas en la frontera, quédate donde estés y aplica de manera legal desde el lugar donde te encuentres. Desde hoy si no aplica a través del proceso legal usted no será elegible para este nuevo programa. Lo voy a reiterar, usted necesita un patrocinador legal en los Estados Unidos y tiene que pasar una rigurosa revisión de antecedentes. Si su solicitud es aprobada tendrá acceso, pero si su solicitud es denegada e intenta ingresar al país de manera ilegal no se le permitirá la entrada.

Biden aseguró que desde que implementaron un programa similar para los venezolanos el número de migrantes provenientes de ese país que han logrado entrar a los Estados Unidos ha caído dramáticamente, pasando de más de mil al día a solo 250.


Se trata de un cambio descomunal en las normas de inmigración, y se mantendrá aunque la Corte Suprema de Estados Unidos ponga fin a una ley de salud pública de la presidencia de Donald Trump que ha permitido a las autoridades norteamericanas rechazar a los solicitantes de asilo.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page