El abogado de Trump da positivo a COVID-19

El presidente Donald Trump dice que su abogado personal Rudy Giuliani dio positivo por coronavirus.


 En esta foto de archivo del 19 de noviembre de 2020, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, habla durante una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional Republicano, en Washington.
En esta foto de archivo del 19 de noviembre de 2020, el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, abogado del presidente Donald Trump, habla durante una conferencia de prensa en la sede del Comité Nacional Republicano, en Washington.

El exalcalde de Nueva York ha viajado extensamente a estados de batalla en las últimas semanas para ayudar a Trump a subvertir su derrota electoral.


Trump, quien confirmó la prueba positiva de Giuliani en un tuit del domingo por la tarde, le deseó una pronta recuperación.


"¡¡¡Mejora pronto Rudy, continuaremos!!!" escribió Trump.

Giuliani hizo una aparición el domingo temprano en Fox News para hablar sobre sus desafíos legales en varios estados en nombre de Trump.


El diagnóstico se produce más de un mes después de que Trump perdió la reelección y más de dos meses después de que el propio Trump fuera afectado por el virus a principios de octubre. Desde entonces, una oleada de funcionarios de la administración y otras personas en la órbita de Trump también se han enfermado, incluido el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, y Ben Carson, el secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano.


El mes pasado, el hijo de Giuliani, Andrew Giuliani, asistente especial de Trump, dijo que dio positivo por coronavirus.


“Estoy experimentando síntomas leves y sigo todos los protocolos apropiados, incluido estar en cuarentena y realizar un rastreo de contactos”, dijo el joven Giuliani en un tweet del 20 de noviembre que revela su prueba positiva de COVID-19.

La extraordinaria propagación en la órbita de Trump subraya el enfoque arrogante que el presidente ha adoptado ante un virus que ahora ha matado a más de 280.000 personas solo en Estados Unidos.


Los infectados ahora también incluyen al vicepresidente, su jefe de personal, el secretario de prensa de la Casa Blanca, los asesores Hope Hicks y Stephen Miller, así como el director de campaña de Trump y el presidente del Comité Nacional Republicano.


Trump pasó los últimos días de su campaña tratando de persuadir al público estadounidense de que el virus estaba retrocediendo y repetidamente afirmó que milagrosamente "desaparecería" después del 3 de noviembre. En cambio, el país está experimentando un aumento récord de infecciones.


La coordinadora del grupo de trabajo sobre el coronavirus de la Casa Blanca, la Dra. Deborah Birx, ofreció el domingo una crítica tácita a la actitud de Trump sobre el virus durante una entrevista en "Meet the Press" de NBC.


Cuando se le preguntó sobre Trump y otros miembros de la administración que burlaron las advertencias de los expertos en salud pública para evitar grandes reuniones y llamadas para usar máscaras, Birx respondió que algunos líderes están "repitiendo mitos como loros" y calificó la pandemia como "el peor evento que enfrentará este país".


"Y creo que nuestro trabajo consiste en decir constantemente que son mitos, que están equivocados y se puede ver la base de la evidencia", agregó Birx.


ARTÍCULO POR: AAMER MADHANI

FOTOGRAFÍA: JACQUELYN MARTIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

16 views0 comments