El apoyo a los certificados de vacunación para ingresar a lugares públicos es abrumador