• Eliana González

El general de división, Dany Fortin, presenta una impugnación judicial ante su despido

Mayor-Gen. Dany Fortin ha solicitado una revisión judicial de la decisión de destituirlo como jefe de logística de vacunación de Canadá, alegando interferencia política del primer ministro Justin Trudeau y dos de los ministros de su gabinete.


El general de división. Dany Fortin, presenta una impugnación judicial por su despido como jefe de logística del plan de vacunación nacional.
El general de división. Dany Fortin, presenta una impugnación judicial por su despido como jefe de logística del plan de vacunación nacional.

Los abogados de Fortin presentaron una solicitud el lunes ante la Corte Federal, buscando una revisión judicial acelerada de la decisión del mes pasado de despedirlo de su puesto en la Agencia de Salud Pública de Canadá y no reasignarlo.


Solicita que se anule la decisión y que sea reintegrado a su adscripción en PHAC o asignado a otro puesto "acorde con su rango".


Fortin fue retirado del plan de la vacunación el 14 de mayo, solo cinco días antes de que el Servicio Nacional de Investigación de las Fuerzas Canadienses remitiera una investigación de conducta sexual inapropiada a la fiscalía de Quebec para determinar si se debían presentar cargos penales.

A través de sus abogados, Fortin ha negado haber actuado mal.


La demanda judicial dice que la decisión de remover a Fortin y no reasignarlo fue irrazonable, careció de equidad procesal e involucró “interferencia política indebida en la cadena de mando militar” por parte de Trudeau, el ministro de Defensa Harjit Sajjan y la ministra de Salud Patty Hajdu.

Ninguna de las acusaciones ha sido probada en la corte.


La aplicación también dice que el anuncio de su despido violó su derecho a mantener su información personal privada y alimentó la especulación pública sin el contexto apropiado, causando un daño irreparable a su reputación.


La Oficina del Primer Ministro remitió una solicitud de comentarios el lunes al Departamento de Defensa Nacional.


Un portavoz de Sajjan solo dijo: "Como este es un asunto legal en curso, sería inapropiado que comentemos en este momento".

La acusación de interferencia política de Fortin se produce cuando los partidos de la oposición continúan criticando al gobierno de Trudeau por no despedir al exjefe del personal de defensa Jonathan Vance cuando Sajjan se enteró por primera vez, en marzo de 2018, de una acusación de conducta sexual inapropiada en su contra.


En ese caso, Sajjan ha dicho que remitió el asunto a la Oficina del Consejo Privado para su investigación y que habría sido una interferencia política inapropiada que hubiera hecho cualquier otra cosa. Los funcionarios de la PCO han dicho que no pudieron investigar el asunto en ese momento porque el denunciante no quería presentarse.


Vance, quien renunció como jefe de defensa en enero, ha sido investigado desde entonces por la policía militar por dos acusaciones separadas de mala conducta. Él negó haber hecho algo malo.


En cuanto a Fortin, sus abogadosargumentan que "no se le permitió una toma de decisiones justa e imparcial".


"La decisión fue motivada políticamente y el resultado fue predeterminado... Se trato de una decisión arbitraria, no de interés público, y se tomó únicamente para el beneficio personal y político de los ministros de salud y defensa nacional y del primer ministro".

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL