El gobierno de Ontario no procede con el plan para desregular la medicina china

El gobierno de Ontario dijo que no procederá con su plan para desregular a los practicantes de la medicina tradicional china y a los acupunturistas.


El gobierno de Ontario no procede con el plan para desregular la medicina china.
El gobierno de Ontario no procede con el plan para desregular la medicina china.

Como parte de un nuevo proyecto de ley de protección de los trabajadores, llamado "Acta de Trabajo para los Trabajadores, el gobierno planeó liquidar el Colegio de Acupunturistas y Practicantes de Medicina Tradicional China de Ontario, el organismo regulador de la profesión que se estableció en 2013.


El premier Doug Ford dijo la semana pasada que la medida era para abordar las barreras del idioma; ya que dijo que la universidad impedía que las personas que solo hablan cantonés o mandarín escribieran exámenes de licencia.


La Universidad emitió un comunicado el viernes diciendo que el requisito de tener un dominio razonable del inglés o el francés está exento y que “a ningún solicitante se le ha negado el registro debido a la falta de dominio del idioma”.


El gobierno cambió de rumbo el lunes, anunciando que no procedería con el Anexo 5 del Proyecto de Ley 88 y que trabajaría directamente con el organismo regulador para "ofrecer la posibilidad de ingresar con el idioma chino para practicar para registrarse en la universidad".


“Sabemos lo importante que es la práctica de la medicina tradicional china para muchos habitantes de Ontario, por lo que tenemos la intención de romper las barreras del idioma”, se lee en un comunicado del portavoz del Ministro de Salud.

La medicina tradicional china es un tratamiento antiguo que se centra en la acupuntura, los remedios a base de hierbas, la nutrición adecuada y el masaje chino para equilibrar el yin y el yang, o fuerzas contrarias, en el propio sistema.


Muchas partes interesadas en la industria no estaban satisfechas con el anuncio y dijeron que no habían sido consultados sobre el plan del gobierno.


Heather Kenny, presidenta de Medicina Tradicional China de Ontario, dijo que esperaba con ansias la consulta porque la legislación fue un shock.


“Parecería que una barrera para trabajar en esta profesión, como el idioma, podría superarse adecuadamente a través de una comunicación efectiva entre el gobierno y la universidad”, dijo.

La medicina tradicional china y la acupuntura son cada vez más populares en Ontario, y tener un colegio regulador garantiza ciertos estándares, dijo.


“Hay un nivel garantizado de competencia, hay un nivel esperado de atención al paciente, un nivel esperado de ética y también hay algunas reglas muy estrictas sobre cómo se trata a los pacientes”, dijo Kenny.


ARTÍCULO POR: MEREDITH BOND

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

14 views0 comments