El huracán Ida deja más de 45 muertos en la costa este de EE. UU.

La aturdida costa este de Estados Unidos enfrentó el jueves un creciente número de muertos, ríos desbordados y daños por tornados luego de que los restos del huracán Ida azotaran la región con lluvias récord, ahogando a más de 40 personas en sus casas y automóviles.


El vecindario de Manayunk en Filadelfia se inundó el jueves 2 de spetiembre de 2021 a raíz de las lluvias y los fuertes vientos de los restos del huracán Ida.
El vecindario de Manayunk en Filadelfia se inundó el jueves 2 de spetiembre de 2021 a raíz de las lluvias y los fuertes vientos de los restos del huracán Ida.

En una región que había sido advertida sobre inundaciones repentinas potencialmente mortales; pero que no se había preparado para un golpe como el del huracán que ya no lo era más, la tormenta se llevo consigo la vida de al menos a 46 personas desde Maryland hasta Connecticut el miércoles por la noche y el jueves por la mañana.


Al menos 23 personas murieron en Nueva Jersey, dijo el gobernador demócrata Phil Murphy. Otras 13 personas fallecieron en la ciudad de Nueva York, dijo la policía, 11 de ellas en sótanos inundados, que a menudo sirven como viviendas relativamente asequibles en uno de los mercados inmobiliarios más caros del país. El condado suburbano de Westchester informó tres muertes.


Las autoridades dijeron que al menos cinco personas murieron en Pensilvania, incluida una muerte a causa de la caída de un árbol y otra que persona se ahogó en su automóvil después de ayudar a su esposa a escapar. Un sargento de la policía estatal de Connecticut, Brian Mohl, falleció después de que su patrulla fuera arrastrada y se informó otra muerte en Maryland.


Los restos finales de Ida se fusionaron con un frente de tormenta y desataron un clima torrencial en la Interestatal 95, dijeron meteorólogos. Un clima similar ha seguido a los huracanes antes; pero los expertos dijeron que se vio ligeramente exacerbado por el cambio climático (el aire más cálido contiene más lluvia) y los entornos urbanos, donde el pavimento expansivo evita que el agua se filtre al suelo.


El Centro Nacional de Huracanes había advertido desde el martes sobre la posibilidad de "inundaciones repentinas significativas y potencialmente mortales" e inundaciones importantes de ríos en la región del Atlántico medio y Nueva Inglaterra.


Aún así, la gobernadora de Nueva York Kathy Hochul y el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, dijeron que la fuerza de la tormenta los tomó por sorpresa.


"No sabíamos que entre las 8:50 y las 9:50 pm de anoche, los cielos se abrirían literalmente y llevarían el nivel del agua de las Cataratas del Niágara a las calles de Nueva York", dijo Hochul, un demócrata que se convirtió en gobernador la semana pasada después de que renunciara el ex gobernador Andrew Cuomo.

De Blasio, también demócrata, dijo que había recibido un pronóstico el miércoles de 3 a 6 pulgadas (7,5 a 15 cm) de lluvia para el día. El Central Park de la ciudad terminó obteniendo 3,15 pulgadas en solo una hora, superando el máximo anterior de una hora de 1,94 pulgadas (5 cm) durante la tormenta tropical Henri el 21 de agosto.


La tormenta del miércoles finalmente arrojó más de 9 pulgadas (23 cm) de lluvia en partes de Nueva Jersey, Pensilvania, Massachusetts y Rhode Island, y casi la misma cantidad en Staten Island de la ciudad de Nueva York.


En Washington, el presidente Joe Biden aseguró a los residentes del noreste que los socorristas federales estaban en los lugares afectados para ayudar a limpiar.


En Nueva York, cerca de 500 vehículos fueron abandonados en carreteras inundadas, la basura se agitó en las calles y el agua cayó en cascada a los túneles del metro de la ciudad, atrapando al menos 17 trenes e interrumpiendo el servicio durante todo el día.


Los videos en línea mostraban a los pasajeros de pie en los asientos de los autos abarrotados. Todos fueron evacuados de manera segura, y la policía ayudó a 835 pasajeros y decenas de personas en otros lugares, dijo el jefe de departamento Rodney Harrison.


En un barrio de Queens, los vecinos intentaron sin éxito durante una hora salvar a una mujer de 48 años después de que el agua atravesara la puerta de vidrio del patio de su apartamento en el sótano, atrapándola en 6 pies (2 metros) de agua.


Los residentes dijeron que se han quejado durante años por las inundaciones en otra calle de Queens, donde una mujer y su hijo de 22 años murieron en un apartamento en el sótano. Su esposo y el otro hijo de la pareja se salvaron solo porque salieron para mover un automóvil, dijo la vecina de al lado, Lisa Singh.


En Elizabeth, Nueva Jersey, la lluvia y las inundaciones de un río en un complejo de apartamentos mataron a cuatro personas y obligaron a 600 a abandonar sus hogares, dijo el alcalde J. Christian Bollwage.


En Milford Borough de Nueva Jersey, las autoridades dijeron que encontraron el cuerpo de un hombre en un automóvil enterrado hasta el capó en tierra y rocas.


El Servicio Meteorológico Nacional dijo que la feroz tormenta también generó al menos 10 tornados desde Maryland hasta Massachusetts, incluido un tornado de 150 mph (241 kph) que astilló casas y derribó silos en Mullica Hill, Nueva Jersey, al sur de Filadelfia.


Las inundaciones récord a lo largo del río Schuylkill en Pensilvania inundaron casas, carreteras y edificios comerciales, incluso cuando los meteorólogos advirtieron que es probable que los ríos crezcan durante unos días más. La comunidad ribereña de Manayunk permaneció en gran parte bajo el agua.


El Schuyilkill alcanzó niveles no vistos en más de 100 años en Filadelfia, donde los bomberos aún recibían llamadas sobre derrumbes menores de edificios y personas atrapadas en autos por las inundaciones el jueves por la mañana. Los administradores de un complejo de apartamentos de 941 unidades cerca del río ordenaron a los residentes evacuar, citando condiciones de "deterioro" después de que el agua se precipitara hacia el estacionamiento y las áreas de la piscina.


En los suburbios del condado de Bucks, varios bomberos tuvieron que ser rescatados después de que las inundaciones dejaran un bote de rescate contra el muelle de un puente, dijo el director estatal de gestión de emergencias, Randy Padfield.


Las autoridades utilizaron botes para rescatar a personas en lugares desde North Kingstown, Rhode Island, hasta el condado de Frederick, Maryland, donde 10 niños y un conductor fueron sacados de un autobús escolar.


El domingo, Ida azotó Luisiana como la quinta tormenta más fuerte que jamás haya azotado el territorio continental de EE. UU., dejando a un millón de personas sin electricidad, un daño que quizás perdure durante semanas.



ARTÍCULO POR: BOBBY CAINA CALVAN, DAVID PORTER Y JENNIFER PELTZ

FOTOGRAFÍA: MATT ROURKE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL