El Papa, en la homilía de año nuevo, elogió a las mujeres como pacificadoras

El Papa Francisco inauguró el sábado el año nuevo elogiando las habilidades que las mujeres aportan para promover la paz en el mundo, y comparó la violencia contra las mujeres con una ofensa contra Dios.


El Papa Francisco entrega su bendición mientras recita la oración del mediodía del Ángelus desde la ventana de su estudio con vista a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el sábado 1 de enero de 2022.
El Papa Francisco entrega su bendición mientras recita la oración del mediodía, el Ángelus, desde la ventana de su estudio con vista a la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, el sábado 1 de enero de 2022.

La Iglesia Católica Romana marca el 1 de enero como un día dedicado a la paz mundial y una misa matutina en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano rindió homenaje al papel especial de la Virgen María en la fe como la madre de Jesús.

Las madres “saben cómo superar obstáculos y desacuerdos, e inculcar la paz”, dijo Francisco durante su homilía. “De esta manera, transforman los problemas en oportunidades de renacimiento y crecimiento. Pueden hacer esto porque saben cómo 'mantener' unidos los diversos hilos de la vida”, dijo el pontífice. "Necesitamos personas así, capaces de tejer los hilos de la comunión en lugar del alambre de púas del conflicto y la división".

Francisco instó a todos a intensificar los esfuerzos para promover a las madres y proteger a las mujeres.

“¡Cuánta violencia hay contra las mujeres! ¡Suficiente! Herir a una mujer es insultar a Dios, que de una mujer asumió nuestra humanidad ”, dijo el Papa, refiriéndose a la creencia cristiana de que Jesús era el hijo de Dios.

Elogió a las mujeres, incluidas las madres, diciendo que “miran el mundo no para explotarlo, sino para que tenga vida. Mujeres que, viendo con el corazón, pueden combinar sueños y aspiraciones con la realidad concreta, sin caer en la abstracción y el pragmatismo estéril”.

Si bien se comprometió en su papado a otorgar a las mujeres un papel más importante en la iglesia, Francisco también dejó en claro que el sacerdocio está reservado para los hombres.

En un tuit antes de la misa del día de Año Nuevo, Francisco explicó su visión de esperanza y estrategia para la paz.

“Todos pueden trabajar juntos para construir un mundo más pacífico, comenzando desde el corazón de las personas y las relaciones en la familia, luego dentro de la sociedad y con el medio ambiente, y hasta las relaciones entre pueblos y naciones”, tuiteó el Papa.

A excepción del Papa y los miembros de un coro formado por niños y adultos, los participantes en la Misa usaron luna mascarilla como parte de las precauciones contra el COVID-19.

Francisco, quien tiene 85 años y está vacunado contra el coronavirus, usó una mascarilla quirúrgica durante la ceremonia de Nochevieja precedida por un cardenal del Vaticano en la basílica, lo que fue una desviación poco común de su evasión de mascarillas durante las ceremonias públicas en el transcurso de los dos años de la pandemia.



ARTÍCULO POR: ANDREW MEDICHINI FOTOGRAFÍA: FRANCES D'EMILIO EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

14 views0 comments