El Papa Francisco denuncia la "locura de la guerra" en homilía del Domingo de Ramos

El Papa Francisco abrió la Semana Santa el domingo con un llamado a una tregua de Pascua en Ucrania para dar paso a una paz negociada, destacando la necesidad de que los líderes “hagan algunos sacrificios por el bien de la gente”.


El Papa Francisco denuncia una "locura de guerra" en homilía del Domingo de Ramos.
El Papa Francisco denuncia una "locura de guerra" en homilía del Domingo de Ramos.

Celebrando la Misa del Domingo de Ramos ante multitudes en la Plaza de San Pedro por primera vez desde la pandemia, el Papa Francisco pidió que “se depongan las armas para comenzar una tregua de Pascua, no para recargar las armas y reanudar la lucha, ¡no! Una tregua para alcanzar la paz a través de negociaciones reales”.


Francisco no mencionó directamente la invasión rusa a Ucrania; pero la referencia fue clara, y ha denunciado repetidamente la guerra y el sufrimiento causado a civiles inocentes.


Durante la tradicional bendición dominical que siguió a la Misa del Domingo de Ramos, el pontífice dijo que los líderes deberían estar “dispuestos a hacer algunos sacrificios por el bien de la gente”.


"De hecho, ¿qué victoria sería esa, que planta una bandera debajo de un montón de escombros?"

Durante su homilía del Domingo de Ramos, el pontífice denunció “la locura de la guerra” que lleva a las personas a cometer “actos de crueldad sin sentido”.


“Cuando recurrimos a la violencia… perdemos de vista el por qué estamos en el mundo e incluso terminamos cometiendo actos de crueldad sin sentido. Vemos esto en la locura de la guerra, donde Cristo es crucificado una vez más”, dijo.

Francisco lamentó “la muerte injusta de maridos e hijos”… “refugiados que huyen de las bombas”… “jóvenes privados de un futuro”… y “soldados enviados a matar a sus hermanos y hermanas”.


Después de dos años de celebrar la Misa del Domingo de Ramos dentro de la Basílica de San Pedro sin una multitud debido a las medidas de distanciamiento por la pandemia, la celebración solemne volvió a la plaza exterior. Decenas de miles de peregrinos y turistas se aferraron a ramas de olivo y palmas trenzadas emblemáticas de la ceremonia que recuerda el regreso de Jesús a Jerusalén.


Tradicionalmente, el Papa encabeza una procesión del Domingo de Ramos a través de la Plaza de San Pedro antes de celebrar la Misa; pero Francisco ha estado sufriendo una distensión en el ligamento de la rodilla derecha que lo ha dejado cojeando, y fue trasladado en un automóvil negro hasta el altar, al que luego llegó con la ayuda de un ayudante. Salió de la Misa en el papamóvil descapotable, saludando a los fieles en la plaza y en parte de la via della Conciliazione.


El Domingo de Ramos abre la Semana Santa que conduce a la Pascua, que este año cae el 17 de abril, y presenta la Procesión del Vía Crucis del Viernes Santo.



FOTOGRAFÍA: GREGORIO BORGIA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

18 views0 comments