El papel clave de Canadá en la COP26

El primer ministro Justin Trudeau y otros líderes mundiales volaron a Escocia el domingo para las conversaciones sobre el dramático cambio climático a nivel mundial, bajo presión para tomar medidas más decisivas para frenar el calentamiento de nuestro planeta.


El primer ministro Justin Trudeau asistiendo a la COP21 en París, Francia.
El primer ministro Justin Trudeau asistiendo a la COP21 en París, Francia.

Los líderes se están reuniendo en Glasgow para una conferencia climática de las Naciones Unidas, conocida como COP26, para enfrentar lo que los científicos del clima advierten como un desastre que se avecina.


“Estamos buscando que los países participantes pongan sobre la mesa objetivos más ambiciosos en términos de emisiones de gases de efecto invernadero”, dijo Mark Winfield, profesor de cambio ambiental y urbano en la Universidad de York. "También estamos buscando un fortalecimiento de los compromisos en torno a la asistencia financiera a los países del Sur Global, que pueden estar en dificultades en términos de transiciones energéticas y cada vez más lidiando con los impactos del cambio climático".

La 26ª conferencia se inauguró formalmente al concluir la cumbre del Grupo de los 20 en Roma. Allí, los jefes de gobierno de las naciones del G20, que representan alrededor del 80 por ciento de las emisiones globales, acordaron tomar medidas "significativas y efectivas" para limitar el calentamiento global al nivel de 1,5 grados centígrados.


Pero la declaración final ofreció pocos compromisos concretos, para decepción de los activistas climáticos y del primer ministro canadiense.


"No hay duda de que a Canadá, junto con otros países, le hubiera gustado un lenguaje más fuerte y compromisos más contundentes", dijo Trudeau en la cumbre italiana. "Pero hicimos un progreso significativo en el reconocimiento de 1,5 grados como la ambición que debemos compartir".

“El primer ministro hizo del cambio climático uno de los temas centrales de su campaña de reelección y los canadienses han señalado claramente que el cambio climático es el tema número uno en sus mentes”, dijo Hélène Emorine, investigadora principal del Grupo de Investigación G20. "Creo que no sería posible que el primer ministro regresara de sus viajes al extranjero sin resultados claros".

Emorine dijo que esperaba un compromiso del G20 sobre la eliminación de los subsidios a los combustibles fósiles, lo que ayudaría a afirmar el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 ° C.


“El G20 asumió este compromiso por primera vez en 2009, pero en 2019 colectivamente contribuyó con más de $ 75 mil millones a los combustibles fósiles”, dijo Emorine. "Según nuestra investigación, esta es un área en la que Canadá se ha quedado particularmente rezagado".

El umbral de 1,5 ° C se considera la línea de peligro entre evitar una aceleración catastrófica de eventos climáticos severos y desencadenar cambios duraderos en la vida tal como la conocemos.


“Canadá ya ha puesto importantes compromisos nacionales sobre la mesa”, dijo Winfield, quien señala el compromiso de Trudeau a principios de este año de reducir las emisiones de Canadá entre un 40 y un 45 por ciento para 2030. Inicialmente, Canadá apuntaba a una reducción del 30 por ciento. Canadá también está trabajando con Alemania para recaudar $ 100 mil millones al año para ayudar a los países en desarrollo a enfrentar el cambio climático.


"Ahora se trata de poner en práctica estos compromisos", dijo Winfield.

Explicó que convertir las promesas en acciones requeriría un endurecimiento de las reglas sobre el informe de emisiones por países; pero agregó que la falta de participación en la COP26 por parte de los líderes de China y Rusia, países que contaminan mucho, y la negativa de India a comprometerse con un objetivo de emisiones netas cero, "es muy, muy problemático".


"Luego está la situación con el presidente Joe Biden, quien creo que personalmente está muy comprometido con la acción... pero tiene este problema en el que no puede cumplir porque no puede aprobar la legislación climática en el congreso", dijo Winfield. “Podría ser un momento difícil en la COP para ver un progreso real”.


ARTÍCULO POR: CARYN CEOLIN

FOTOGRAFÍA: ADAM SCOTTI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

16 views0 comments