El programa de gadgets de CES regresará cautelosamente

El influyente programa de gadgets CES regresará a Las Vegas después de una pausa causada por la pandemia del COVID-19.


Emily Becher, vicepresidenta senior de Samsung NEXT Global, habla sobre las ciudades interconectadas con 5G durante un discurso de apertura de Samsung antes de la feria tecnológica CES en Las Vegas el 6 de enero de 2020.
Emily Becher, vicepresidenta senior de Samsung NEXT Global, habla sobre las ciudades interconectadas con 5G durante un discurso de apertura de Samsung antes de la feria tecnológica CES en Las Vegas el 6 de enero de 2020.

"Sabemos que será una feria más pequeña este año, por razones obvias", dijo Jean Foster, vicepresidente senior de Consumer Technology Association, entidad organizadora del evento. Varias grandes empresas de tecnología han abandonado sus planes de asistir en persona. La última señal de su menguante tamaño fue el anuncio del viernes de que CES funcionará un día menos de lo planeado originalmente.


Los amplios pisos de exhibición abren el miércoles, en un momento en el que la propagación de la variante Ómicron de COVID-19 ha aumentado las preocupaciones sobre la seguridad de los eventos en interiores y los viajes internacionales. La CTA, a finales de diciembre, anticipaba entre 50.000 y 75.000 asistentes a la conferencia de esta semana, frente a los más de 170.000 que asistieron a la última reunión presencial hace dos años.


Algunos devotos acérrimos de CES estaban reflexionando sobre la opción de irse o quedarse en casa hasta la semana pasada.


"Un CES en línea no es un CES real", dijo el Príncipe Constantijn del Reino de los Países Bajos, en una entrevista en diciembre. "Tienes que ver los productos y conocer a la gente". Pero una semana después, el miembro de la realeza, que regularmente se desempeña como enviado especial para las nuevas empresas de tecnología holandesas, había optado por quedarse en casa después de todo. Su país está enviando un equipo básico al CES 2022. Al igual que muchas grandes empresas de tecnología, si es que envían a alguien.


El último CES físico en enero de 2020 inyectó un estimado de $ 300 millones en la economía de Las Vegas. Pocos asistentes habrían sabido entonces sobre el brote emergente del coronavirus en el centro de China y aún faltaban meses para que se declarara la pandemia. La CTA realizó su conferencia en línea en 2021, cuando las hospitalizaciones por COVID-19 aumentaron en todo el mundo y las vacunas aún no estaban ampliamente disponibles.


El grupo comercial anunció hace ocho meses que estaba listo para regresar a Nevada en 2022; pero que ofrecería opciones para que los participantes remotos lo vieran virtualmente. Aquellos que viajen a CES deben demostrar que están completamente vacunados y se les entregará un kit de prueba de COVID-19. Se requiere el uso de mascarillas en los espacios cerrados.


“CES es quizás el evento económico más importante del año en términos de convenciones”, dijo Alan Feldman, un ex ejecutivo de casino que es miembro del International Gaming Institute de la Universidad de Nevada, Las Vegas. Incluso un evento significativamente reducido será "algo que esperar" para los hoteles, restaurantes, casinos, minoristas y equipos de entretenimiento locales, dijo Feldman.

Con una audiencia más pequeña y la misma huella en expansión ocupada por unos 2.000 expositores, y el deseo de mantener a la gente a distancia, Foster de la CTA dijo que el "cambio principal para la gente" será más espacio vacío y pasillos más anchos.


Aún se desconoce mucho sobre la variante del coronavirus Ómicron, incluso si causa una enfermedad más o menos grave. Por el momento, los científicos solo dicen que Ómicron se propaga incluso más fácilmente que otras cepas de coronavirus, incluida la Delta.


Incluso sin una pandemia que apague la fiesta, la analista de la industria tecnológica Carolina Milanesi dijo que “los grandes eventos de la industria como este se están volviendo menos importantes de lo que solían ser”; ya que la tecnología digital ha proporcionado otras formas de conectarse y mantenerse al día con las tendencias.


CES solía representar el Consumer Electronics Show, pero Milanesi dijo que la reunión de hace décadas se ha convertido menos en un lugar para encontrar la próxima línea de dispositivos de consumo y más enfocado en ciclos tecnológicos a más largo plazo, como autos autónomos o aplicaciones de inteligencia artificial fusionándose en hogares y ciudades inteligentes.


“Ya no vas a CES para ver qué habrá en Best Buy cerca de ti para el verano”, dijo Milanesi.

Las nuevas categorías de exposición centradas en los activos digitales llamados tokens no fungibles, o NFT, así como la tecnología espacial y los alimentos, reflejan las últimas palabras de moda tecnológicas en la mente de los inversores y los comercializadores. Algunas empresas también planean exagerar su visión para la próxima generación de Internet, una colección de mundos virtuales conocida como metaverso, aunque explorada desde los confines de un piso de convenciones físico.


Milanesi ha asistido regularmente a CES durante una década para vigilar las tendencias y las empresas de tecnología; pero las preocupaciones de salud pública la llevaron a reflexionar sobre si irá esta vez. Tomó la decisión final a mediados de diciembre de asistir; pero planea hacer las cosas de manera diferente: visitar las salas de exhibición omitiendo los grandes eventos de conferencias que puede ver desde su habitación de hotel.


"Aún no he decidido el horario del cóctel", dijo. “Esa es una gran razón para ir a CES y conocer gente cara a cara. Con un vaso en la mano, la gente se siente un poco más cómoda hablando de cosas".


ARTÍCULO POR: MATT O'BRIEN FOTOGRAFÍA: JOHN LOCHER EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

19 views0 comments