El recurso constitucional de Adamson Barbecue es desestimado por una juez

Una impugnación constitucional contra la Ley de Reapertura de Ontario (ROA), planteada por Adam Skelly, propietario de Adamson Barbecue, ha sido desestimada por una juez del Tribunal Superior.


Adam Skelly, propietario de Adamson Barbecue, escolta a un fotógrafo desde su propiedad después de desafiar las órdenes provinciales de cierre para cerrar los comedores en interiores y exteriores durante la pandemia del COVID-19 en Toronto, miércoles 25 de noviembre de 2020.
Adam Skelly, propietario de Adamson Barbecue, escolta a un fotógrafo desde su propiedad después de desafiar las órdenes provinciales de cierre para cerrar los comedores en interiores y exteriores durante la pandemia del COVID-19 en Toronto, miércoles 25 de noviembre de 2020.

Adamson Barbecue y Skelly fueron noticia en noviembre pasado cuando no obedeció las medidas de cierre y mantuvo abierto su restaurante.


El 26 de noviembre de 2020, Skelly fue arrestado y acusado de varios cargos que incluían acciones en contra de la ley y obstrucción a la policía; pues desafió los protocolos de salud del COVID-19 al recibir clientes en el interior de su establecimiento para cenar presencialmente, lo que posteriormente rompió las regulaciones de salud impuestas por la ciudad y la provincia.


También recibió una multa de $ 187.000 por parte de la ciudad de Toronto, que incluía costos de vigilancia y tener que cambiar las cerraduras del restaurante en un intento de evitar que abrierá al público.


En febrero de este año, Skelly lanzó un recurso constitucional contra la provincia en un intento de "cuestionar la validez y aplicabilidad constitucional" de la ROA (Ley de Reapertura de Ontario) bajo la cual enfrenta cargos.

La Ley de Reapertura de Ontario incluye todas las órdenes de emergencia promulgadas durante la pandemia del COVID-19 por la provincia, incluidas las restricciones sobre reuniones, tiendas minoristas y restaurantes.


El recurso constitucional dice: "Las restricciones impuestas por los gobiernos para imponer medidas draconianas a sus ciudadanos sin una justificación científica o médica constituyen un abuso de los derechos humanos y un crimen de lesa humanidad".

Este documento también cuestiona si el COVID-19 realmente constituye un peligro que podría resultar en daños graves a las personas.


Al 29 de junio de este año, 9.154 habitantes de Ontario han muerto como resultado del virus desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020 y más de 3,9 millones de personas han muerto en todo el mundo.


Había una audiencia programada para el lunes y martes, pero la juez Jasmine Akbarali se negó a "tomar la jurisdicción" y desestimó la moción.


El Ministerio de la Procuraduría General dijo que la juez aceptó el argumento de la provincia de que la moción no podía continuar con las razones escritas que se esperaban. Un portavoz dijo que el ministerio no haría más comentarios ya que el asunto está ante el tribunal.


Una publicación en la página de Facebook de Adamson Barbecue dijo que tiene la intención de apelar la decisión y que está "preparado para llevar esto hasta la Corte Suprema".


Skelly recaudó más de $ 337.000 para su defensa legal a través de crowdfunding después de su arresto inicial.



ARTÍCULO POR: MEREDITH BOND

FOTOGRAFÍA: NATHAN DENETTE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

26 views0 comments