El Reino Unido excluye a los viajeros canadienses de la nueva excepción a las medidas de cuarentena

Los viajeros canadienses completamente vacunados se han quedado fuera de los planes de flexibilización de las restricciones de cuarentena para la entrada a Inglaterra y Escocia.


El Reino Unido excluye a los viajeros canadienses de la nueva excepción a las medidas de cuarentena.
El Reino Unido excluye a los viajeros canadienses de la nueva excepción a las medidas de cuarentena.

El gobierno británico dijo que las personas que hayan recibido ambas dosis de una vacuna aprobada por la FDA en los EE. UU. o por la Agencia Europea de Medicamentos, que regula los medicamentos para la Unión Europea y varios otros países, podrán hacerse una prueba de coronavirus antes y después de llegar al país, en lugar de auto-aislarse durante 10 días después de ingresar a Inglaterra.


Los cambios están programados para entrar en vigor a las 4 am del 2 de agosto.


Los gobiernos de Inglaterra y Escocia no proporcionaron una razón por la cual Canadá no fue incluido en las nuevas excepciones de cuarentena.


Los países involucrados en las excepciones incluyen estados miembros de la Unión Europea además de Francia, miembros del acuerdo de libre comercio europeo y los microestados de Andorra, Mónaco y Ciudad del Vaticano.


Eso significa que los canadienses que aterrizan en Inglaterra o Escocia deben ponerse en cuarentena en casa o en el lugar donde se quedan durante 10 días y tomar una prueba de COVID-19 después del día ocho.


Los otros dos países que componen el Reino Unido, Gales e Irlanda del Norte, no cambiaron sus reglas, lo que significa que los canadienses también deben aislarse a sí mismos al llegar a estos estados.


El secretario de Transporte de Inglaterra, Grant Shapps, dijo que las nuevas medidas están destinadas a ayudar a los miembros de la familia a visitarse y ayudar a las empresas a beneficiarse de un mayor comercio.


"Hemos dado grandes pasos en nuestro proceso para reabrir los viajes internacionales y hoy es otro importante paso adelante", dijo Shapps en un comunicado de prensa. “Por supuesto, seguiremos guiándonos por los datos científicos más recientes; pero gracias a nuestro programa de vacunación nacional líder en el mundo, podemos mirar hacia el futuro y comenzar a reconstruir rutas transatlánticas clave con los EE. UU. mientras consolidamos aún más los lazos con nuestros vecinos europeos".

Michael Matheson, el secretario de transporte de Escocia, dijo en un comunicado que los cambios han sido posibles gracias al éxito de los programas de vacunación en Escocia, la UE y los EE. UU.


“Los viajeros completamente vacunados podrán viajar a Escocia bajo esta importante relajación de las medidas de viajes internacionales, proporcionando un impulso para el sector turístico y la economía en general, al tiempo que se garantiza la protección de la salud pública”, dijo.

Los países dijeron que las reglas de cuarentena se seguirán aplicando a las llegadas que hayan estado en Francia durante los 10 días anteriores y Escocia citó preocupaciones sobre la prevalencia de la variante Beta del COVID-19.


En Vancouver, se le preguntó el miércoles a la viceprimera ministra Chrystia Freeland sobre las decisiones de los países y ella dijo que las respeta.


“Tengo un gran respeto por el derecho soberano de cada país de decidir quién puede entrar al país y en qué condiciones durante esta pandemia”.


EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

69 views0 comments