• Eliana González

El Salvador busca convertirse en el primer país del mundo en adoptar el Bitcoin como moneda legal

El Salvador busca introducir una legislación que lo convierta en la primera nación soberana del mundo en adoptar bitcoin como moneda de curso legal, junto con el dólar estadounidense.


Nayib Bukele, presidente de El Salvador, pronuncia un discurso ante el Congreso en el edificio de la Asamblea Legislativa en San Salvador, El Salvador, el martes 1 de junio de 2021.
Nayib Bukele, presidente de El Salvador, pronuncia un discurso ante el Congreso en el edificio de la Asamblea Legislativa en San Salvador, El Salvador, el martes 1 de junio de 2021.

En una transmisión de video a Bitcoin 2021, una conferencia de varios días en Miami que se anuncia como el evento de bitcoin más grande de la historia, el presidente Nayib Bukele anunció la asociación de El Salvador con la compañía de billetera digital, Strike, para construir la infraestructura financiera moderna del país utilizando tecnología bitcoin.

“La semana que viene enviaré al Congreso un proyecto de ley que convertirá a bitcoin en moneda de curso legal”, dijo Bukele.

Jack Mallers, fundador de la plataforma de pagos de Lightning Network Strike, dijo que esto se convertirá en un “disparo escuchado en todo el mundo para bitcoin”.

“Lo que es transformador aquí es que bitcoin es tanto el activo de reserva más grande jamás creado como una red monetaria superior. Mantener bitcoin proporciona una forma de proteger a las economías en desarrollo de posibles impactos de la inflación de la moneda fiduciaria”, continuó Mallers.

Hablando desde el escenario principal, Mallers dijo que la medida ayudará a liberar el poder y el potencial de bitcoin para casos de uso diario en una red abierta que beneficia a individuos, empresas y servicios del sector público.

El Salvador es una economía mayoritariamente de efectivo, donde aproximadamente el 70% de las personas no tienen cuentas bancarias o tarjetas de crédito. Las remesas, o el dinero enviado a casa por los migrantes, representan más del 20% del producto interno bruto de El Salvador. Los servicios establecidos pueden cobrar un 10% o más en tarifas por esas transferencias internacionales, que a veces pueden tardar días en llegar y que a veces requieren una recogida física.

Bitcoin no está respaldado por un activo, ni tiene la fe y el respaldo de ningún gobierno en particular. Su valor se deriva, en parte, del hecho de que digitalmente es escaso; solo existirán 21 millones de bitcoins.


Si bien aún se esperan detalles sobre cómo funcionará la implementación, El Salvador ha reunido un equipo de líderes de bitcoin para ayudar a construir un nuevo ecosistema financiero con bitcoin como capa base.

El partido Nuevas Ideas de Bukele tiene control sobre la Asamblea Legislativa del país, por lo que es muy probable que se apruebe el proyecto de ley.

“Era inevitable, pero aquí ya: el primer país en camino de convertir Bitcoin en moneda de curso legal”, dijo Adam Back, CEO de Blockstream.

Back dijo que planea aportar tecnologías como infraestructura líquida y satelital para hacer de El Salvador un modelo para el mundo.

“Nos complace ayudar a El Salvador en su camino hacia la adopción del estándar del Bitcoin”, dijo.

Este no es el primer paso de El Salvador hacia Bitcoin. En marzo, Strike lanzó allí su aplicación de pagos móviles y rápidamente se convirtió en la aplicación descargada número uno en el país.

Bukele ha sido muy popular, con su partido populista Nuevas Ideas arrasando en las elecciones recientes. Sin embargo, la nueva asamblea fue criticada recientemente después de que derrocó al fiscal general y a los principales jueces. La medida llevó a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional a retirar ayuda de la policía nacional de El Salvador y de un instituto de información pública, en lugar de desviar fondos a grupos de la sociedad civil.



ARTÍCULO POR: MACKENZIE SIGALOS

FOTOGRAFÍA: CAMILO FREEDMAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE LATINOAMÉRICA