Trampa de Instagram que ha engañado incluso a usuarios expertos en tecnología

Las cuentas de Instagram de las pequeñas empresas han sido pirateadas, haciéndoles perder sus seguidores actuales y generando problemas en su actividad comercial.



Nueva táctica que usan los piratas informáticos de Insta que está engañando incluso a los usuarios más expertos en tecnología.

Los estafadores de las redes sociales utilizan una técnica que consiste en enviar mensajes al titular de la cuenta que parecen provenir de un amigo. El mensaje solicita su ayuda junto con un enlace. Pero ese enlace es la clave para que los malhechores se apoderen efectivamente de su cuenta, dejándolo sin poder hacer nada mientras vuelven la vista hacia sus amigos.



Erika Harnish fue una de las engañadas por los estafadores. Recibió un mensaje de una pizzería local favorita, junto con un enlace, pidiéndole que votara por ellos en una competencia, algo que hizo con gusto.


“El hacker había vuelto a esta conversación, vio las palabras exactas que me habían enviado y en realidad me lo reenvió”, declaró. “Y hago clic en ese enlace con la esperanza de votar por uno de mis chefs favoritos en la comunidad y, en cuestión de segundos, todo mi teléfono se apaga y me piratean”.


Harnish intentó comunicarse con Instagram para solucionar el problema, pero como ella señala, "Instagram no es exactamente un número de teléfono al que puedas llamar". Eventualmente tuvo que tomar un video de su rostro para probar su identidad y finalmente se restauró el acceso a su cuenta.


Giorgio Taverniti es el propietario de Frank's Pizza House en Toronto. Fue su cuenta la que se apoderó de la que luego envió el enlace a Erika. Dice que ha tenido mala suerte con los hackers que ya no tienen el control de la cuenta, pero él tampoco.


“Me llamaron a mi línea comercial e intentaron chantajearme”, declaró Taverniti.


Desde entonces, Taverniti ha creado una nueva cuenta de Instagram, pero dice que todavía quiere recuperar la original, señalando que es importante para su comercialización. Le tomó una década obtener sus 8500 seguidores originales, un número que se redujo en aproximadamente 1000 cuando los piratas informáticos comenzaron a enviar spam.


“De hecho, tenemos una relación comercial con Instagram”, explica Taverniti. “Toman mi dinero, publico anuncios en Instagram. Debería haber un número al que pueda llamar y hablar con alguien”.


Jessie Melo es un entrenador personal que usó su cuenta de Instagram para conectarse con clientes y compartir su progreso. Pero ahora dice que ha renunciado a intentar recuperar su antigua cuenta.


“Mi única recomendación es tratar de contactar a la mayor cantidad de personas que están en su lista de amigos y notificarles para informarles sobre este proceso para que [los piratas informáticos] no sigan teniendo éxito”.


Jason Hunt de Merged Media, una empresa con sede en Guelph que trabaja con empresas en sus redes sociales, dice que el problema es más frecuente que nunca.


“La expectativa es tener su negocio en línea, es tener comunicación a través de messenger”, dijo Hunt, quien señaló que cada vez más de sus clientes informan problemas con los piratas informáticos.


“Podrías tener 10.000 seguidores y potencialmente perderlos de la noche a la mañana. La parte triste de esto es que es muy difícil contactar a un administrador de cuenta o representante en Facebook o Instagram para corregir el problema.


En una respuesta escrita Instagram dice: “Tenemos medidas sofisticadas para detener a los malos en sus rastreadores antes de que obtengan acceso a las cuentas, así como medidas para ayudar a las personas a recuperar sus cuentas. Sabemos que podemos hacer más aquí y estamos trabajando arduamente en ambas áreas para detener a los malos actores”.


Instagram dice que volverán a mirar las cuentas de Giorgio y Jessie para ver si se pueden restaurar.


ARTÍCULO POR: DAVID ZURA Y JOHN MARCHESAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

26 views0 comments