El turismo prospera en México contra todo pronóstico

2020 fue un año desastroso para el turismo; pero con algunas excepciones: en medio de la pandemia, México ocupa el tercer lugar entre los países más visitados del mundo, después de Italia y Francia.

Incluso mientras continúa la pandemia de coronavirus, México está abierto al turismo
Incluso mientras continúa la pandemia de coronavirus, México está abierto al turismo.

Desde diciembre, los aviones despegan y aterrizan en el Aeropuerto Internacional de Cancún cada cinco minutos. Es temporada alta en el balneario mexicano de la costa caribeña. Lufthansa amplió su horario y agregó el punto de acceso turístico mexicano en octubre, a pesar de COVID-19.

Los turistas de Europa y América del Norte acuden en masa a las playas y hacen fila para admirar las pirámides mayas. Los propietarios de hoteles y restaurantes se sienten aliviados. Parece que la atracción de una playa de arena es suficiente para eclipsar los alarmantes informes de prensa sobre las atestadas unidades de cuidados intensivos y el aumento de las infecciones en México, donde hasta ahora han muerto 174.000 personas por COVID-19.

Según las últimas estadísticas preliminares de la Organización Mundial del Turismo (OMT), México fue el destino más visitado de América Latina en 2020, subiendo al tercer lugar a nivel mundial, después de Italia y Francia.

Las razones para esto son múltiples. México nunca cerró sus fronteras y sigue siendo uno de los pocos países del mundo que no requiere una prueba de PCR negativa al ingresar. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha descartado los bloqueos y, en cambio, ha puesto la economía en primer lugar. Otra razón es el hecho de que los migrantes mexicanos volvieron a casa para visitar a sus familias en Navidad.

Pero las estadísticas de la OMT no cuentan necesariamente toda la historia. Michael Hallé, cofundador canadiense de la consultora 10Gates Matrix Inc., se especializa en datos de viajes y ha estado asesorando a las autoridades y empresarios de la industria en México durante 30 años, el dijo que en las estadísticas también se "incluyeron los meses prepandémicos de enero a marzo de 2020 que cuentan como temporada alta en México".

A pesar de ocupar el tercer lugar en las estadísticas de la OMT, la caída de este sector también fue marcada en México. Según el instituto de estadísticas Inegi, 2020 vio casi un 48% menos de visitantes y un 55% menos de ingresos por divisas en comparación con el año anterior. El hecho de que el sector sobreviviera es notable: a diferencia de Alemania, no hubo subsidios para las aerolíneas a pesar de que los operadores turísticos entraron en quiebra. De hecho, el gobierno mexicano cerró la agencia nacional de marketing turístico poco antes de la pandemia para ahorrar dinero.

Pero las autoridades regionales y las asociaciones de turismo no se quedaron atrás. "Ya en el verano de 2020, los hoteles en la costa caribeña tenían conceptos de higiene certificados, como los que ni siquiera tenemos en Canadá", dijo, y agregó que eso les dio confianza a los viajeros. Las mascarillas son un requisito en el estado de Quintana Roo, donde se encuentra Cancún, a solo tres o cuatro horas de vuelo para ciudadanos canadienses y estadounidenses, lo que significa que el riesgo de contraer COVID-19 en un vuelo es menor. Según la OMT, la mayoría de los visitantes extranjeros procedían de estos dos países.

Muchos médicos consideran arriesgada la apertura y culpan al turismo por el aumento de infecciones en los destinos vacacionales. Las estadísticas oficiales mostraron cifras en aumento en febrero; pero las infecciones fueron aún menores que en los puntos críticos alrededor de la Ciudad de México y en el centro de México.

El turismo interno fue otro factor decisivo, un lucrativo mercado en un país de 127 millones de habitantes. Los visitantes mexicanos ayudaron a amortiguar la caída en los negocios turisticos.

Hallé estuvo de acuerdo en que los consumidores están sintiendo la necesidad de viajar y dijo que la encuesta mostró que los estadounidenses, en particular, volvieron a ser optimistas y "esperan viajar en los próximos 6 meses gracias a las vacunas".

De todos modos, es poco probable que el sector experimente una rápida recuperación. Canadá y los EE. UU. acaban de imponer requisitos de viaje más estrictos a quienes regresan debido a las nuevas mutaciones del virus, incluidas las pruebas de PCR negativas y regulaciones de cuarentena más estrictas. En respuesta, los principales aeropuertos mexicanos ofrecieron de inmediato módulos de prueba de PCR e incluso algunos hoteles están brindando el servicio.

Según Hallé, la pandemia es una oportunidad para que México ofrezca un turismo más sostenible, con su vasto paisaje y belleza natural, el país puede beneficiarse muy bien en un mundo post-COVID.


ARTÍCULO VÍA DW

FOTOGRAFÍA: RODOLFO FLORES

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE LATINOAMÉRICA

23 views0 comments