Enfermeras canadienses se preparan para el pico de casos COVID-19 posterior a la navidad

Existe una creciente preocupación sobre cómo los sistemas de salud provinciales enfrentarán un aumento esperado de infecciones después de las vacaciones.


Enfermeras canadienses se preparan para el pico de casos COVID-19 posterior a la navidad.
Enfermeras canadienses se preparan para el pico de casos COVID-19 posterior a la navidad.

La presidenta de la Federación Canadiense de Sindicatos de Enfermeras, Linda Silas, dijo que sus miembros se están preparando para el "gran golpe" que suele verse dos semanas después de la exposición al virus.

Añadió que temen que el hospital se vea abrumado con nuevos casos como resultado de las reuniones festivas y la variante Ómicron altamente transmisible.

Varias provincias informaron un recuento récord de casos diarios durante el fin de semana de Navidad. BC rompió un quinto récord consecutivo el sábado, con 2.552 casos nuevos. Durante un período de tres días, la provincia vio más de 6.200 infecciones adicionales.

Quebec informó de 8.231 casos, y el ministro de Salud, Christian Dube, instó a las personas a reducir los contactos después de que las hospitalizaciones aumentaron en más de 140 durante un período de cuatro días. Dube tuiteó que 320 personas fueron ingresadas en el hospital, mientras que 179 fueron dadas de alta entre el 22 y el 26 de diciembre.

El lunes, el comité ejecutivo de Montreal renovó el estado de emergencia local que fue declarado el 21 de diciembre por otros cinco días.

Manitoba anunció nuevas restricciones de salud pública el lunes después de registrar ocho nuevas muertes relacionadas con COVID-19 y 2.154 casos durante un período de tres días. A partir de las 12:01 am del martes, las reuniones en interiores y exteriores ahora tienen un límite del 50 por ciento de la capacidad del lugar o de 250 personas, lo que sea menor.

También están vigentes nuevas restricciones en New Brunswick, donde la provincia anunció que impondría un límite de capacidad del 50 por ciento en restaurantes, tiendas, bares, gimnasios y otros establecimientos después de que las autoridades informaran 639 nuevos casos de COVID-19 durante un período de tres días.

En Ontario, se registraron más de 10.000 casos el sábado, estableciendo un récord para la provincia.

En otras partes del Atlántico canadiense, Terranova y Labrador reportaron un récord de 357 infecciones en los últimos tres días, mientras que la Isla del Príncipe Eduardo reportó 156 casos durante el mismo período. Nova Scotia registró 581 casos de COVID-19, incluido un brote en la enfermería de Halifax del Queen Elizabeth II Health Sciences Centre.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @UNITYHEALTHTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

43 views0 comments