Es posible que algunos trabajadores federales deban vacunarse, dijo el primer ministro Trudeau

El primer ministro Justin Trudeau dijo que está considerando hacer que las vacunas COVID-19 sean obligatorias para algunos lugares de trabajo regulados por el gobierno federal, como las aerolíneas.


Es posible que algunos trabajadores federales deban vacunarse, dijo el primer ministro Trudeau.
Es posible que algunos trabajadores federales deban vacunarse, dijo el primer ministro Trudeau.

Es la primera vez que Trudeau apoya abiertamente cualquier forma de vacunación obligatoria.


La doctora Theresa Tam dijo que las discusiones sobre con quién interactúan varios trabajadores, el nivel de riesgo para ellos y quienes los rodean; son realmente amplias con los viceministros y funcionarios de la junta de tesorería.


“No puedo adelantarme al resultado de todas esas discusiones; pero nuevamente enfatizamos que la vacunación es realmente importante para los lugares de trabajo si queremos que la gente regrese a sus empleos”, dijo Tam.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, presentó la semana pasada medidas que requieren que los empleados y contratistas federales muestren prueba de vacunación o estén sujetos a nuevas reglas, incluido el enmascaramiento obligatorio y las pruebas semanales de COVID-19.


Trudeau dijo que apoya plenamente ese plan y que el gobierno está en conversaciones con el servicio público federal sobre si hay algunas categorías en las que la vacunación debería ser obligatoria.


"Necesitamos vacunarnos para superar esta pandemia", dijo Trudeau. “Particularmente con las preocupaciones reales en torno a la variante Delta a las que nos enfrentamos. Es sorprendente, obviamente, en personas parcialmente vacunadas y no vacunadas ".

Trudeau se encuentra hoy en Quebec, donde anunció un acuerdo de financiación del cuidado infantil con el primer ministro Francois Legault.


Pero Legault también eligió el momento para anunciar que introducirá pasaportes de vacunación para recibir servicios no esenciales en su provincia. Cuando lanzó por primera vez la idea de los pasaportes de vacunas a principios de julio, el gobierno había dicho que planeaba implementar el sistema en septiembre.


El plan era exigir que los quebequenses mostraran prueba de vacunación para acceder a servicios no esenciales en partes de la provincia donde la transmisión de COVID-19 es alta; pero Legault dijo el jueves que la provincia parece estar entrando en una cuarta ola y agregó que los funcionarios de salud advierten que es probable que las infecciones continúen aumentando en las próximas semanas.


La directora de salud pública de Canadá dijo que aún no está segura de cuándo o si es que Canadá comenzará a recomendar inyecciones de refuerzo de la vacuna contra el COVID-19.


La doctora Tam dijo que la evidencia sobre la resistencia de las vacunas aún está en desarrollo y cualquier decisión que tome Canadá se basará en la ciencia.


“Estamos buscando un enfoque basado en datos. Por lo tanto, es muy importante monitorear cómo se está desarrollando nuestra estrategia de vacunación”, dijo. “Así que debemos monitorear los casos de avance y establecer si los inicialmente vacunados están teniendo infecciones progresivas".

Varias naciones europeas están planeando inyecciones de refuerzo para pacientes de alto riesgo; pero la Organización Mundial de la Salud ha pedido a los países ricos que ya están altamente vacunados que eviten cualquier refuerzo mientras la mayoría de personas en el mundo todavía esperan recibir incluso una dosis de alguna vacuna contra el COVID-19.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: SIMON DAWSON

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL