• Eliana González

Es posible que los canadienses puedan comenzar a viajar fuera del país en el verano

El primer ministro Justin Trudeau ofreció un poco más de claridad sobre la noción de un pasaporte de vacunas para viajes internacionales el día de hoy.


El primer ministro, Justin Trudeau, dijo que los canadienses podrán viajar internacionalmente en verano si, como él dice, "todo va bien".
El primer ministro, Justin Trudeau, dijo que los canadienses podrán viajar internacionalmente en verano si, como él dice, "todo va bien".

En una conferencia de prensa de Ottawa hoy, Trudeau sugirió que los canadienses podrían comenzar a viajar fuera del país nuevamente en verano y que Canadá se alineará con otros países con cualquier documento necesario con algún tipo de certificación para probar las vacunas contra COVID-19.


Trudeau dijo hoy, en una conferencia de prensa en Ottawa, que su gobierno trabajará con otros países para crear los documentos de viaje necesarios.


“A medida que la gente comience a viajar nuevamente, tal vez este verano, si todo va bien, tendría sentido que nos alineáramos con socios de todo el mundo en algún tipo de prueba de vacunación o certificación de la vacuna”, dijo Trudeau. “Ahora estamos trabajando con aliados, particularmente en Europa, en eso [pasaportes o documentación de vacunas]. Pero, en última instancia, depende de cada país determinar qué requisitos esperan de los viajeros que llegan".

El líder del bloque quebequense, Yves-François Blanchet, dijo que apoya la idea de un pasaporte de vacuna para viajes internacionales; pero que Estados Unidos no parece interesado en estar de acuerdo con otros países en esa documentación.


Las conversaciones sobre la implementación de un formulario o prueba de vacunación se han debatido durante mucho tiempo en todo el país y en sus provincias.


Una encuesta en línea de Léger a principios de abril sugirió una profunda división entre canadienses y estadounidenses en lo que respecta a la idea de los "pasaportes" de vacunas.


Encontró que el 52 por ciento de los encuestados canadienses apoyaba mostrar prueba de vacunación, en comparación con el 43 por ciento de los estadounidenses.


Entre los encuestados estadounidenses, el 36 por ciento se opuso a la idea, en comparación con el 33 por ciento de los canadienses encuestados.


En ese frente, el decano de medicina tropical de la Universidad de Baylor en Houston, Texas, está instando a Estados Unidos a hacer más para ayudar a que los canadienses se vacunen contra el COVID-19.


El Dr. Peter Hotez, experto en vacunas, dijo que se sorprendió al descubrir recientemente que la tasa de vacunación de Canadá no se ha mantenido al mismo ritmo que la de EE. UU.


Tanto Theresa Tam como el primer ministro Trudeau repitieron hoy que los beneficios de las cuatro vacunas aprobadas para su uso en Canadá superan con creces los riesgos de no ser inoculados.


Por su parte, el Comité Asesor Nacional de Inmunización (NACI) dijo que los canadienses que no tienen un alto riesgo de contraer COVID-19 pueden optar por esperar hasta que puedan recibir una inyección de Pfizer-BioNTech o Moderna; ya que dichas opciones no tienen el riesgo remoto del nuevo síndrome de coagulación sanguínea.


Tam dijo que entiende que las personas pueden sentirse frustradas o enojadas ante los cambios en los consejos sobre las vacunas COVID-19; pero agrega que las cosas cambian a medida que la ciencia evoluciona.


Ella dijo que es mejor para los canadienses estar informados de los diferentes riesgos que enfrentan, en comparación con los beneficios de usar una vacuna.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL