• Eliana González

Escuelas en Dinamarca desafían al COVID-19

En las clases no hay ninguna distancia física, cuando un estudiante levanta la mano con una pregunta, el profesor está a su lado en un instante y se inclina para ayudar. Los estudiantes deben desinfectarse las manos cada vez que ingresan a la escuela y no se supone que los grados se mezclen entre sí; pero no hay una mascarilla a la vista. 


El profesor Jens Rodgaard ayuda a los estudiantes con su trabajo en la escuela pública de Ålholm en Copenhague.
"En este momento estamos tratando de hacer las cosas lo más normales posible, [para] no asustar a ningún niño", dijo Rodgaard, quien ha enseñado en Ålholm durante 28 años.

Las escuelas en Dinamarca se encuentran ahora en la fase 2 de reapertura y han levantado algunas restricciones de COVID-19. Ha habido algunos casos y brotes en las escuelas, pero no se han generalizado. El objetivo actual de las escuelas es hacer que la experiencia de la

Otras escuelas tienen más reglas establecidas. En esta etapa, Dinamarca permite que cada escuela elabore sus propios planes de seguridad COVID-19.

En este momento, la estrategia del país de contener el coronavirus parece estar funcionando. Países de todo el mundo, incluido Canadá, han analizado el modelo danés al diseñar sus propios planes escolares.


Dinamarca no se vio afectada por COVID tan mal como otros países de Europa, como Italia y España, aún así tuvo un cierre general en marzo. Cuando el gobierno comenzó a eliminar las restricciones, dio prioridad a la apertura de escuelas sobre bares y restaurantes. Las reglas eran estrictas en ese momento en medio de preocupaciones de que habría brotes.


Se contrataron maestros adicionales para que las clases pudieran dividirse en tres grupos, los descansos se escalonaron, cada clase se asignó a baños específicos y, cuando fue posible, el aprendizaje se realizó al aire libre.


Las estrictas restricciones funcionaron: en muchas escuelas nadie dio positivo por COVID-19 en la primavera. Algunas escuelas del país experimentaron brotes, pero no hubo un aumento en las infecciones generales atribuidas a la reapertura. 


Es por eso que el gobierno se sintió seguro al pasar a la Fase 2 de su plan cuando comenzó el segundo semestre de clases en agosto.


"Depende mucho de las escuelas ver cuál es la mejor manera de avanzar para nosotros con nuestros niños", dijo Dorte Lange, vicepresidente del Sindicato Danés de Maestros.

Ella atribuye el éxito en Dinamarca a la cooperación entre el gobierno y el sindicato de maestros, y dijo que estaban en constante comunicación y abordaron las preocupaciones del personal desde el principio.


Algunos padres de Ålholm admitieron que estaban preocupados cuando enviaron a sus hijos de regreso a la escuela por primera vez; pero sintieron que era necesario. Katja Barefoot, que tiene tres hijos pequeños en la escuela, tuvo este consejo para los padres canadienses. 


"Respire hondo y déjelos retroceder, y si algo sucede, tome las precauciones ... pero la vida debe continuar".


ARTÍCULO POR: RENÉE FILIPPONE

FOTOGRAFÍA: LILY MARTIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889