Esta es la herramienta más útil para reducir la propagación del COVID-19 en las escuelas

La Junta de Asesoramiento Científico COVID-19 de Ontario ha publicado sus recomendaciones para las pruebas rápidas de antígenos específicamente en las escuelas primarias, en medio de pedidos para que el gobierno de Ford amplíe el acceso a las pruebas en toda la provincia.


Las pruebas rápidas son una herramienta útil para reducir la propagación del COVID-19 en las escuelas.
Las pruebas rápidas son una herramienta útil para reducir la propagación del COVID-19 en las escuelas.

Las recomendaciones se centran en las "pruebas de detección voluntarias", que evalúan a las personas asintomáticas a intervalos regulares en entornos de riesgo moderado, como escuelas y lugares de trabajo.


“Descubrimos que las pruebas rápidas de antígenos pueden ser una herramienta útil para reducir la transmisión en las escuelas cuando se utilizan como pruebas de detección voluntarias para identificar casos infecciosos en unidades de salud pública o vecindarios”, indicó el informe. "Consideramos que las escuelas primarias son una prioridad para las pruebas de detección voluntarias, dado que los estudiantes menores de 12 años aún no están completamente vacunados en Ontario".

La Junta dijo que si la tasa de casos de virus en una unidad de salud pública o un vecindario alcanza los 50 casos por millón por día (35 casos por 100.000 por semana), aconseja pruebas de detección voluntarias de personas no vacunadas en las escuelas primarias una vez a la semana. Dijo que las unidades de salud pública en este caso también podrían implementar pruebas rápidas en lugares de trabajo y entornos colectivos.


Sin embargo, si la tasa alcanza los 250 casos por millón por día (175 casos por 100.000 por semana), la recomendación es que las personas no vacunadas y posiblemente también las vacunadas se realicen la prueba dos o tres veces por semana.


"Observamos muy específicamente la situación en las escuelas primarias... tenemos bastantes brotes en eso lugares y queremos mantener el aprendizaje presencial", dijo el Dr. Peter Juni, director científico de la Junta de asesoramiento.

La Junta también recomendó el enfoque de "prueba para quedarse" en las escuelas cuando una persona ha estado expuesta a alguien con el virus pero no presenta síntomas.


"Con este enfoque, a los contactos se les ofrece una prueba diaria rápida de antígenos como una alternativa al autoaislamiento y pueden continuar con el aprendizaje en persona siempre que den negativo y permanezcan asintomáticos durante un período de riesgo definido después de la exposición", dijo la Junta en su informe.

Juni dijo que la desventaja de las pruebas rápidas son los falsos positivos, que darían lugar a una falsa alarma y cerrarían las escuelas, haciendo que los estudiantes vuelvan al aprendizaje remoto.


“Esa posibilidad existe y ya se ha evaluado en el Reino Unido: el ofrecer de forma voluntaria a los estudiantes que están en una clase que básicamente puedan realizar pruebas a diario con kits rápidos. Mientras estas pruebas sigan siendo negativas, los alumnos podrán continuar en clase y asistir con regularidad a la escuela”, dijo Juni.

La Junta también analizó las cargas virales de COVID-19 y cómo eso afectaría las pruebas rápidas. Dijo que las personas infectadas con la variante Delta tienen cargas virales que alcanzan su punto máximo poco después de estar expuestas a la cepa, lo que significa que es probable que haya altas cargas virales antes de que aparezcan los síntomas.


Aunque las altas cargas virales hacen que el control del Delta sea difícil, la Junta señala que "también pueden mejorar el rendimiento y ampliar la utilidad práctica de las pruebas rápidas de antígenos".


“Determinamos si es probable que los casos con cargas virales altas o umbrales de ciclo bajos sean infecciosos y, de ser así, si las pruebas rápidas de antígenos pueden detectar esos casos de manera confiable”, afirma el informe.

Sin embargo, la Junta también advierte que las personas que obtienen un resultado positivo de la prueba rápida deben autoaislarse y tomar una prueba de PCR.


"Si tiene una prueba rápida positiva, siempre debe confirmarla con una prueba de PCR porque aún tratarse de una falsa alarma", dijo Juni.

El gobierno de Ford ha estado enfrentando crecientes pedidos para que las pruebas rápidas estén disponibles de forma gratuita para todos en la provincia. Sin embargo, Juni dijo que las pruebas rápidas deberían centrarse en las escuelas por ahora.


“Creo que lo haremos paso a paso... nos enfocaremos, desde mi perspectiva, en aquellos lugares que son realmente los más afectados... porque los estudiantes están juntos en estas escuelas... Ahora, debemos enfocarnos en eso y tratar de resolver dónde están los desafíos", Dijo Juni.

En su informe, la Junta dijo que las pruebas rápidas se pueden usar potencialmente en una amplia gama de entornos, como hogares familiares, y brindan resultados inmediatos.


“Las pruebas rápidas y precisas de antígenos podrían ser una herramienta útil para detectar COVID-19 temprano y aislar a las personas infectadas antes de que tengan la oportunidad de propagar el virus”, afirma el informe.

El miércoles, el premier Doug Ford defendió el enfoque de la provincia en las pruebas COVID-19. Cuando se le preguntó por qué las pruebas rápidas no son gratuitas para todos los habitantes de Ontario, Ford señaló los 33 millones de pruebas rápidas ya distribuidas por su gobierno y mencionó otras iniciativas de pruebas como las cinco pruebas gratuitas para estudiantes.


Algunos lugares de trabajo de Ontario ofrecen pruebas rápidas para sus empleados y los niños de las escuelas financiadas con fondos públicos serán enviados a casa para las vacaciones de diciembre con un kit de cinco pruebas rápidas cada uno.


Pero en su mayor parte, las pruebas que ofrecen resultados en unos 15 minutos no están disponibles gratuitamente para las personas que simplemente quieren descartar una infección asintomática por COVID-19.


Ontario ofrece pruebas de PCR gratuitas a personas con síntomas de COVID-19, contactos cercanos de un caso y miembros de ciertos grupos. Esas pruebas están disponibles en centros de evaluación y farmacias, entre otros lugares, y la provincia dice que la mayoría de los resultados están listos en 48 horas.


Además de los programas que brindan pruebas rápidas gratuitas a empresas y escuelas, se puede acceder a ellas por una tarifa en las farmacias, ya sea para viajes u otros usos asintomáticos.



ARTÍCULO POR: PATRICIA D'CUNHA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

17 views0 comments