Estas son las consecuencias que tendrá que enfrentar el personal de Toronto al no estar vacunado

La ciudad de Toronto está adoptando un enfoque de tolerancia cero cuando se trata de la vacunación del personal de la ciudad contra el COVID-19 y ha proporcionado una actualización sobre su política de vacunas obligatorias.


El personal de la ciudad de Toronto enfrentará suspensiones de 6 semanas y despidos si no están completamente vacunados.
El personal de la ciudad de Toronto enfrentará suspensiones de 6 semanas y despidos si no están completamente vacunados.

En un comunicado, la ciudad dijo que el personal que no proporcione prueba de dos dosis de una vacuna COVID-19 será suspendido por seis semanas sin paga, a partir del 1 de noviembre. Si brindan pruebas de vacunación durante esas seis semanas, se les permitirá volver al trabajo.


Después de la suspensión, si el personal aún no muestra prueba de que está completamente vacunado, su empleo se terminará el 13 de diciembre. La terminación será "por causa justificada" porque habrán optado por no cumplir con la política de vacunación obligatoria de la ciudad para el personal.


La ciudad dijo que planea continuar con los programas de educación sobre vacunas para el personal, incluido un módulo de capacitación en línea y clínicas de vacunación en lugares de trabajo con las tasas de vacunación más bajas. Para que el personal tenga tiempo para comenzar con estos programas, aquellos que reciban su primera dosis de vacuna y presenten un comprobante antes del 15 de octubre tendrán hasta el 15 de noviembre para recibir su segunda dosis.


La ciudad dio a conocer su política de vacunación obligatoria para el personal el 26 de agosto. Todo el personal de la ciudad debía revelar su estado de vacunación antes del 17 de septiembre y estar parcialmente vacunado antes del 30 de septiembre.


Recientemente la ciudad dijo que el 95 por ciento de su personal ha completado el formulario de divulgación de vacunación y, hasta el miércoles, 26.138 miembros del Servicio Público de Toronto están completamente vacunados. Ese número representa el 89 por ciento del personal que reveló su estado de vacunación. El cinco por ciento del personal está parcialmente vacunado y el 2 por ciento ha optado por no revelar su estado de vacunación.


El alcalde John Tory dijo que la mayoría del personal de la ciudad está completamente vacunado y que esa política se centra en proteger la salud y la seguridad de todos los empleados.


“Espero que más personal se una a sus colegas para vacunarse por completo en las próximas semanas, para que todos nuestros lugares de trabajo sean lo más seguros posible durante la cuarta ola en curso y cuando nuestra ciudad vuelva a abrir”, dijo en un comunicado.



ARTÍCULO POR: DILSHAD BURMAN

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @JOHNTORY

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

139 views0 comments