Este es el porcentaje de canadienses que han sido infectados con COVID-19

Casi uno de cada cuatro participantes canadienses en una nueva encuesta en línea dijo que se había infectado con COVID-19, mientras que tres de cada cuatro no lo habían hecho.


Una cuarta parte de los canadienses han sido infectados con COVID-19, sugiere una nueva encuesta.
Una cuarta parte de los canadienses han sido infectados con COVID-19, sugiere una nueva encuesta.

A medida que el país lidia con su sexta ola de la pandemia de COVID-19 y se comparten menos datos con el público, la encuesta de Leger y la Asociación de Estudios Canadienses ofrece una imagen de cuántas personas se han infectado.


Christian Bourque, vicepresidente ejecutivo de Leger, dijo que era notable que la tasa de infección reportada fuera más alta de lo que sugerían los datos oficiales.


A la encuesta en línea en la participaron 1.538 canadienses, realizada del 8 al 10 de abril, no se le puede asignar un margen de error porque las encuestas realizadas en Internet no se consideran muestras aleatorias.


El treinta por ciento de los encuestados de 18 a 34 años dijeron que habían sido infectados con COVID-19, mientras que el 12 por ciento de los mayores de 55 años habían contraído la enfermedad.


“Lo que fue realmente sorprendente fue la diferencia en lo que respecta a la edad”, dijo Bourque. “Parece coincidir con los patrones que estamos viendo, que cuanto más sociable eres (ir a restaurantes, bares y conciertos) te hace un poco más vulnerable a contraer la enfermedad”.

El estado de vacunación también influyó, ya que el 38 por ciento de los encuestados no vacunados dijeron que habían sido infectados en comparación con el 20 por ciento de sus contrapartes vacunadas.


Casi tres de cada cinco encuestados que tenían COVID-19 dicen que tuvieron síntomas leves, mientras que el 14 por ciento dijo que tenían síntomas graves que no les impedían realizar sus actividades diarias.


Uno de cada cinco de los infectados con el virus dijo que padecieron síntomas graves que los mantuvieron en cama.


Cuando se les preguntó si tenían miedo de contraer COVID-19, los encuestados se dividieron en partes iguales.


El cuarenta y cuatro por ciento dijo que temía contraer el virus, mientras que el 45 por ciento dijo que no tenía miedo.


A pesar de eso, más de la mitad de los encuestados dijeron que creen que lo peor de la pandemia ya pasó, lo que representa un aumento de aproximadamente 30 puntos desde que se preguntó a los canadienses en enero.


“En cierto modo, la gente nos dice que hemos superado el obstáculo, las cosas están mejorando”, dijo Bourque, y agregó que “El COVID-19 no ha terminado”.

Otra encuesta realizada en marzo analizó las experiencias de los norteamericanos con síntomas prolongados de COVID-19, una cuarta parte de los cuales eran canadienses.


De los que dijeron que experimentaron efectos a largo plazo de COVID-19, más de la mitad dijeron que sufrían fatiga y casi la mitad dolor muscular y articular.


Jack Jedwab, presidente de la Asociación de Estudios Canadienses, dijo que estos hallazgos contrastan con la percepción de que la última cepa de COVID-19 es similar a la gripe o al resfriado común.


“Eso no es lo que sugiere la encuesta en términos de síntomas a largo plazo”, dijo Jedwab.

Al ser una encuesta basada en Internet, a la encuesta en línea de 1.981 norteamericanos no se le puede asignar un margen de error.


Los encuestados de 30 a 34 años tenían más probabilidades de informar síntomas a largo plazo de COVID-19.


Jedwab dijo que cree que es importante que las personas sean conscientes del riesgo de una COVID-19 prolongada y de los síntomas, “para que podamos estar mejor equipados para lidiar con algunas de las cosas que puedan surgir”.


ARTÍCULO POR: ERIKA IBRAHIM FOTOGRAFÍA: HUGH PERKIC EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

65 views0 comments