Esto fue lo que conversaron Biden y Trudeau en su llamada más reciente

Justin Trudeau y Joe Biden sostuvieron una conversación el lunes. En la llamada, la primera interacción de los lideres luego de su encuentro en la reunión del G7 en junio, Trudeau tuvo la oportunidad de hablar con su homólogo estadounidense sobre la victoria de Canadá en las semifinales de fútbol de los Juegos Olímpicos de Tokio.


 El primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sonríen mientras se despiden luego de una declaración conjunta virtual en Ottawa, el martes 23 de febrero de 2021.
El primer ministro canadiense Justin Trudeau y el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sonríen mientras se despiden luego de una declaración conjunta virtual en Ottawa, el martes 23 de febrero de 2021.

Sin embargo, una versión de la llamada de la Casa Blanca sugiere que el presidente de Estados Unidos estaba más interesado en la canasta de sándwiches de carne ahumada de Montreal que ganó después de que Tampa Bay despachara a los Habs en la final de la Copa Stanley.


Dicha versión no mencionó nada sobre el tema de la frontera entre Canadá y EE. UU., en donde los ciudadanos estadounidenses completamente vacunados y los residentes permanentes podrán cruzar a partir de la próxima semana.


Canadá, por otro lado, se aseguró de mencionarlo.


“El primer ministro y el presidente discutieron sobre la situación del COVID-19 y acordaron continuar una estrecha colaboración en la gestión de la frontera terrestre entre Canadá y Estados Unidos”, dijo Ottawa en la interpretación de la llamada.

Aunque los vuelos con destino a Estados Unidos desde Canadá nunca han sido restringidos, la Casa Blanca ha optado deliberadamente por mantener sus restricciones fronterizas terrestres, insistiendo _ en palabras de la secretaria de prensa Jen Psaki _ en que sus acciones dependen de los consejos de salud pública, "no de las acciones de otros países ".


La lectura de la PMO también mencionó que Trudeau defendió a Canadá como socio económico, un mensaje prioritario mientras que Biden continúa con su promesa de que el gasto en infraestructura de EE. UU. priorizará a las empresas y proveedores estadounidenses.


Con el Congreso acercándose a aprobar su plan de infraestructura característico, que establece un billón de dólares en gastos para mejorar carreteras, puentes, sistemas de agua y acceso a Internet de alta velocidad, Biden viajó a Pensilvania la semana pasada para prometer un enfoque severo.


“En los últimos años, 'Buy American' se ha convertido en una promesa hueca”, dijo a su audiencia de obreros favorables a los sindicatos en una fábrica de camiones Mack en Macungie, Penn. "Mi administración va a hacer de 'Buy American' una realidad".

Canadá ha negociado exenciones con éxito en el pasado, especialmente en 2009 después de que el entonces presidente, Barack Obama, impuso su propia versión de las reglas y más recientemente, bajo el mandato de Donald Trump, cuando la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias estaba limitando las exportaciones de equipo de protección personal en el apogeo de la crisis de la pandemia del COVID-19.


Luego, por supuesto, está la madre de todos los faros de la cooperación bilateral: el TLCAN recientemente actualizado, bautizado por Trump como el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá, que presenta nuevas herramientas progresivas de aplicación para los impactos del cambio climático y condiciones de trabajo más justas.


"El primer ministro destacó la alineación significativa entre los estándares laborales y ambientales en ambos países", dijo la lectura de la PMO, "y los beneficios para cada país de la contratación pública abierta".

En la versión de la Casa Blanca se mencionó este asunto como un compromiso compartido "para fortalecer la resiliencia y la competitividad de las economías de Estados Unidos y Canadá".


En ese sentido, Trudeau también resaltó la Línea 5, el oleoducto transfronterizo operado y de propiedad canadiense que Michigan quiere cerrar por temor a un desastre ambiental en los Grandes Lagos.


Él "reiteró el apoyo de Canadá a un acuerdo negociado" en la disputa entre el estado y Enbridge Inc., con sede en Calgary, y los lideres "acordaron continuar monitoreando de cerca el asunto".

Las dos partes se reunirán con el mediador designado por la corte el 11 de agosto y se espera que las conversaciones concluyan a fines de mes.


Trudeau y Biden también discutieron una respuesta colectiva a los incendios forestales que actualmente azotan a la mitad occidental del continente.


"Canadá y Estados Unidos trabajarán juntos para fortalecer aún más la cooperación bilateral sobre incendios forestales", afirmó la lectura, "incluso mediante el desarrollo de propuestas para aumentar y compartir los recursos de extinción de incendios".

Los bomberos de British Columbia y Alberta estuvieron entre los que ayudaron a combatir las llamas el año pasado mientras los estados de la costa oeste como California y Oregón lucharon contra algunos de los peores desastres por incendios de la historia reciente.


Los líderes también pidieron la “liberación inmediata” de Michael Kovrig y Michael Spavor, dos ciudadanos canadienses detenidos en China desde diciembre de 2018 como consecuencia de la detención de Meng Wanzhou. La directora financiera del gigante tecnológico chino Huawei fue detenida por Canadá a instancias de Estados Unidos, donde la buscan por acusaciones de intentar eludir las sanciones de Estados Unidos contra Irán.


De hecho, la difícil situación de "los dos Michaels", como se les conoce en Canadá, fue el único tema en el que la lectura de la Casa Blanca decidió profundizar.


Biden "condenó" la "detención arbitraria" de Kovrig y Spavor, describió a la pareja como "detenida injustamente" y prometió "mantenerse firme con Canadá para asegurar su liberación".


ARTÍCULO POR: JAMES MCCARTEN

FOTOGRAFÍA POR: ADRIAN WYLD EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

16 views0 comments