• Eliana González

Europa lucha por resurgimiento COVID-19

La presión política creció el lunes en Europa para que los gobiernos aborden el creciente número de casos de coronavirus sin recurrir a un bloqueo al estilo de primavera que afectaría a las economías en dificultades del continente.


Los viajeros abarrotan la estación de tren de Cadorna en Milán, Italia.
Los viajeros se aglomeran en la estación de tren de Cadorna en Milán, Italia.

El primer ministro español, Pedro Sánchez, se reunió el lunes con la presidenta de la región de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para coordinar una respuesta más contundente a los brotes mientras el país lucha por contener una segunda ola del virus.


La policía de la capital española y sus pueblos aledaños está impidiendo que las personas entren y salgan de los barrios de clase trabajadora que han sido parcialmente bloqueados para combatir la propagación más rápida del coronavirus en Europa. La medida se ha enfrentado a protestas de personas que piensan que las restricciones estigmatizan a los pobres.


Unos 860.000 residentes se ven afectados por las nuevas restricciones reforzadas, teniendo que justificar sus viajes fuera de sus barrios por motivos laborales, de estudio o médicos. Los parques están cerrados y las tiendas y restaurantes tienen que limitar su ocupación al 50% en las zonas afectadas.


Los lugares seleccionados tienen una tasa de transmisión de 14 días superior a 1.000 casos por 100.000 habitantes, una de las más altas de Europa. COVID-19 ha matado al menos a 30.000 personas en España desde el inicio del brote, según el Ministerio de Salud del país.


Los controles policiales del lunes son solo por dos días con fines informativos, pero las autoridades dicen que la aplicación será obligatoria a partir del miércoles y que quienes no justifiquen sus viajes enfrentarán multas.


En la República Checa, el ministro de Salud, Adam Vojtech, renunció el lunes en medio de un aumento récord de infecciones por coronavirus, y dijo que su medida debería crear espacio para un nuevo enfoque de la pandemia.


El país se enfrentó bien a la primera ola de infecciones en la primavera, pero se ha enfrentado a un aumento récord de los nuevos casos confirmados. El jueves, República Checa registró más de 3.000 nuevos casos, una cifra que no se veía desde marzo. Este país a tenido un total de 49,290 infectados con 503 muertes desde el inicio de la pandemia.


Los principales asesores médicos y científicos de Gran Bretaña entregaron una evaluación aleccionadora de la pandemia de COVID-19 al público el lunes, en medio de las expectativas de que el gobierno se está preparando para anunciar nuevas medidas para controlar las crecientes tasas de infección.


El director médico Chris Whitty y el director científico Patrick Vallance advirtieron que las tasas de infección van en la "dirección equivocada" y el Reino Unido se enfrenta a un invierno desafiante.


El primer ministro Boris Johnson se reunió con los ministros durante el fin de semana para discutir la reacción del gobierno. Los analistas esperan que el gobierno anuncie una serie de restricciones a corto plazo que actuarán como un "disyuntor" para frenar la propagación de la enfermedad.


La canciller alemana, Angela Merkel, también se reunió el lunes con miembros de su "gabinete del coronavirus" para discutir medidas destinadas a prevenir una segunda ola.


El ministro de Salud, Jens Spahn, dijo que estaba preocupado por el impulso actual del brote, particularmente en países vecinos como Francia, Austria y los Países Bajos.


"Todos estos países tienen varias veces (el número de casos per cápita) que nosotros, cifras de infección significativamente más altas y un impulso que en el caso de España parece haberse escapado y, por lo tanto, está fuera de control", dijo Spahn a la emisora ​​pública, Deutschlandfunk.

El gobernador de Baviera, Markus Soeder, advirtió que las condiciones podrían empeorar a medida que bajen las temperaturas en las próximas semanas y la gente pase más tiempo en interiores.


“Debo decir honestamente que esto me recuerda un poco a los acontecimientos de marzo, cuando inicialmente pensamos si esto nos afectaría o no”, dijo. "Aconsejaría precaución, no exagerar, sino tener cuidado".


ARTÍCULO POR: FRANK JORDANS

FOTOGRAFÍA: CLAUDIO FURLAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

40 views0 comments