• Eliana González

Fallo sobre el pacto de refugiados de EE. UU.

Ottawa está apelando un fallo judicial que anuló un acuerdo clave sobre refugiados entre Canadá y Estados Unidos, dijo el viernes el ministro de Seguridad Pública, Bill Blair.


La Corte Federal de Canadá dictaminó el mes pasado que elementos de la ley que sustentan el pacto violan la garantía constitucional de vida, libertad y seguridad. La declaración de nulidad se suspendió durante seis meses, dejando la ley vigente hasta mediados de enero.


Según el Acuerdo de Tercer País Seguro, que entró en vigor en 2004, Canadá y Estados Unidos se reconocen mutuamente como lugares seguros para buscar protección.


Significa que Canadá puede devolver a los refugiados potenciales que llegan a puertos de entrada terrestres a lo largo de la frontera entre Canadá y Estados Unidos sobre la base de que deben presentar sus reclamos en los Estados Unidos, el país donde llegaron por primera vez.


En un comunicado, Blair dijo el viernes que hay errores fácticos y legales en algunos de los hallazgos clave de la Corte Federal. "Hay principios legales importantes por determinar en este caso, y es responsabilidad del Gobierno de Canadá apelar para asegurar la claridad sobre el marco legal que rige la ley de asilo".


Los defensores de los refugiados canadienses se han opuesto firmemente al acuerdo, argumentando que Estados Unidos no siempre es un país seguro para las personas que huyen de la persecución.


Varios solicitantes de refugio llevaron el caso a los tribunales junto con el Consejo Canadiense para los Refugiados, el Consejo Canadiense de Iglesias y Amnistía Internacional, quienes participaron en los procedimientos como partes de interés público.


En cada caso, los solicitantes, que son ciudadanos de El Salvador, Etiopía y Siria, llegaron a un puerto de entrada terrestre canadiense desde los EE. UU. y buscaron protección como refugiados. Argumentaron ante el tribunal que, devolverlos a Estados Unidos sin ser elegibles, Canadá los expone a riesgos en forma de detención y otras violaciones de derechos.


En su decisión, la jueza de la Corte Federal Ann Marie McDonald concluyó que el Acuerdo de Tercer País Seguro da como resultado que las autoridades estadounidenses encarcelen a demandantes no elegibles.


La detención y las consecuencias que se derivan de ella son "incompatibles con el espíritu y el objetivo" del acuerdo de refugiados y constituyen una violación de los derechos garantizados por la Sección 7 de la carta, escribió.


"La evidencia demuestra claramente que los que son devueltos a los Estados Unidos por funcionarios canadienses son detenidos como pena".

Las partes de interés público que participaron en el caso pidieron de inmediato al gobierno federal que dejara de enviar personas de regreso a Estados Unidos en virtud del acuerdo y que no apelara la decisión judicial.


En su declaración, Blair dijo que el acuerdo con Estados Unidos "sigue siendo un vehículo integral" para mantener un sistema de protección de refugiados compasivo, justo y ordenado, basado en el principio de que las personas deben solicitar asilo en el primer país seguro al que llegan.


Canadá “continúa participando activamente” con Washington en el pacto de refugiados, asegurando que el acuerdo refleje el compromiso de Canadá con sus obligaciones internacionales, “mientras coopera continuamente en cómo manejamos nuestra frontera compartida”, agregó.



ARTÍCULO POR: JIM BRONSKILL

FOTOGRAFÍA:

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE INMIGRACIÓN

173 views0 comments

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889