• Eliana González

Fin de la orden de mascarillas obligatorias en Texas

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció el martes por la tarde que es hora de abrir el estado y poner fin al mandato sobre el uso obligatorio de mascarillas. “Bajo ninguna circunstancia se puede castigar a alguien por no usar una máscara”, dijo durante una conferencia de prensa.



Desde el 3 de marzo, todos los negocios podrán abrir al 100%. Abbott hizo el anuncio desde Lubbock el mismo día en que Texas reportó un nuevo récord diario de personas que recibieron vacunas: más de 216.000. “Dentro de unos meses, los expertos dicen que todos los texanos que quieran una vacuna podrán vacunarse”, dijo Abbott.


Dijo que es seguro abrir Texas al 100% porque hay vacunas contra COVID-19, medicamentos para tratar a quienes contraen el virus y hay una gran cantidad de pruebas de COVID y PPE.


“El anuncio de hoy asegura que los tejanos puedan aprovechar su propia autosuficiencia para aprovechar las oportunidades que nuestro estado tiene para ofrecer”, dijo Abbott al finalizar su conferencia de prensa. "Dios bendiga al estado de Texas".


El director ejecutivo de la Asociación de Negocios de Texas (TAB), Glenn Hamer, emitió una siguiente declaración elogiando el anuncio del gobernador Abbott que levanta las restricciones de COVID-19 en las regiones hospitalarias donde los pacientes con coronavirus representan menos del 15% de la capacidad de los hospitales.


Por otro lado, el presidente y director ejecutivo del Consejo Hospitalario de Dallas-Fort Worth, Stephen Love, dijo en un comunicado que la decisión del gobernador Abbotts de eliminar el mandato de las mascarillas obligatorias en Texas es muy desafortunada y podría aumentar la propagación de COVID-19 en la comunidad y causar potencialmente mutaciones llamadas variantes.



ARTÍCULO VÍA CBS SACRAMENTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL