Ford afirma que el gobierno vigila de cerca las tendencias globales del COVID-19

El premier Doug Ford dijo esta semana que su gobierno continuaría monitoreando la situación cuando se le preguntó sobre los aumentos repentinos de COVID-19 en otras partes del mundo.


El premier de Ontario, Doug Ford, se prepara para realizar su sesión informativa diaria en el Rouge Valley Hospital en Toronto, el lunes 22 de marzo de 2021.
El premier de Ontario, Doug Ford, se prepara para realizar su sesión informativa diaria en el Rouge Valley Hospital en Toronto, el lunes 22 de marzo de 2021.

“Bueno, siempre somos muy cautelosos”, dijo Ford. “Hemos construido nuestro sistema de atención médica para manejar un aumento y definitivamente hemos aprendido mucho en los últimos años”.

El epidemiólogo Colin Furness dijo, a principios de esta semana, que es difícil predecir si Ontario debería estar preocupado; ya que no hay una imagen clara de cuántas personas ya han tenido Ómicron en la provincia debido a las restricciones en las pruebas.


Furness dijo que un aumento significativo en los casos para Ontario ciertamente no está fuera de discusión.


La junta científica de COVID-19 de Ontario ha tenido que depender de métricas como la vigilancia de las cifras actuales posibles, la positividad de las pruebas y los datos de movilidad para modelar las posibles tendencias del COVID-19 desde que la provincia redujo las pruebas de PCR a fines del año pasado.


Cuando se publicaron las últimas proyecciones, el pasado 1 de febrero, el Ministerio de Salud reportó más de 560 pacientes con COVID-19 en cuidados críticos y casi 3.100 en el hospital. El miércoles, esos números eran un poco más de 200 y 649, respectivamente.



La junta científica dijo que no fueron consultados sobre la decisión de la provincia cuando se hizo el anuncio de eliminar los requisitos de uso de mascarillas la semana pasada.


“Sigo las recomendaciones y los consejos del director médico de Ontario”, dijo Ford cuando se le preguntó por qué el panel no se incluyó en las conversaciones previas a la decisión.

Ontario puso fin a la mayoría de sus principales medidas de salud pública de COVID-19 el 1 de marzo. La semana pasada, cambió sus requisitos de aislamiento COVID-19, incluida la eliminación de la necesidad de aislar a los contactos que no sean del hogar de la persona infectada, que no estén vacunados o que sean inmunocomprometidos.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO Y MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: FRAN GUNN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

17 views0 comments