• Eliana González

Ford esta considerando otro confinamiento estricto para toda la provincia

El premier de Ontario dijo que "todo está sobre la mesa" cuando se trata de la posibilidad de otro bloqueo estricto mientras la provincia atraviesa la tercera ola del virus.


Ford esta considerando otro confinamiento estricto para toda la provincia.
Ford esta considerando otro confinamiento estricto para toda la provincia.

Doug Ford no especificó qué nuevas medidas está considerando su gobierno, si es que está considerando alguna, pero dijo que consultará al principal médico de la provincia antes de tomar una decisión, al tiempo que insta a la gente a no reunirse en Semana Santa.


"Estoy extremadamente preocupado por la situación que estamos viendo y el hecho de que los números estén aumentando... Estoy preocupado por el grupo de edad más afectado en este momento, con personas más jóvenes en las UCI", dijo Ford el martes. “Todo está sobre la mesa y debemos estar preparados, estoy diciendo que no hagan planes para la Pascua porque no dudaré en cerrar las cosas si es necesario. Lo hice antes y volvería a hacerlo... sin salud no tendremos economía”.

El 19 de marzo, el gobierno de Ford anunció que los restaurantes que operan en la zona de "Control - Rojo" y "Restricción - Naranja" podrían abrir con un 50 por ciento de capacidad y un máximo de 50 y 100 personas en el interior.


Desde entonces, se ha permitido que los patios en bares y que los restaurantes en las unidades de salud pública que están en el nivel de "Bloqueo - Gris", como Peel y Toronto, permitan el servicio al aire libre para miembros del mismo hogar.


Además, la provincia ha planeado relajar aún más las restricciones en este nivel y permitir que las peluquerías y los salones de manicura vuelvan a abrir por debajo de su capacidad el 12 de abril.


Ahora también se permiten clases de de acondicionamiento físico en espacios abiertos.


Los comentarios de Ford se produjeron horas después de que los hospitales y los asesores científicos de Ontario advirtieran que las unidades de cuidados intensivos en los hospitales de la provincia se enfrentaban a una escasez de capacidad.


Las tasas de infección por COVID-19 han aumentado durante semanas, impulsadas por la propagación de variantes más transmisibles del virus.


El presidente de la Asociación de Hospitales de Ontario (OHA) dijo que 46 pacientes fueron admitidos en cuidados intensivos el lunes, el número más alto de ingresos de un día en la segunda y tercera ola.


Anthony Dale dijo que si la tendencia continúa, las transferencias de pacientes se realizarán "24 horas al día, 7 días a la semana" para garantizar que reciban atención que les salve la vida, y se cancelarán más cirugías, lo que se sumará a la acumulación actual de 250.000 procedimientos retrasados.


La consideración de Ford también se produce por el aumento de las infecciones en los habitantes de Ontario de 20 a 39 años.


Según la última ronda de datos epidemiológicos de la provincia, 789 de los 2.336 nuevos casos de Ontario reportados el martes se encuentran en personas del grupo de edad mencionado anteriormente.


El día anterior, hubo 731 casos en personas de 20 a 39 años.



“Estábamos llegando a menos de 1.000 casos de CODIV-19 diarios, las cosas se veían bien, y seguí el consejo del Director Médico y seguiré tomando su [Dr. El consejo de David Williams ”, dijo Ford. "No dudaré, créanme, en bloquear todo para proteger la capacidad de las UCI en los hospitales".

La ministra de Salud, Christine Elliott, defendió el enfoque del gobierno diciendo que esto "no es lo de siempre" cuando se refiere a la relajación de las restricciones anunciada recientemente.


“Tenemos el marco establecido. Estamos siguiendo las medidas y tenemos el freno de emergencia si necesitamos usarlo ”, dijo Elliott. "Estamos vigilando muy de cerca la situación en toda la provincia de Ontario y si necesitamos tomar medidas y poner el freno de emergencia, no dudaremos en hacerlo".

“Ornge”, el servicio de ambulancia aérea de la provincia, dijo el lunes que entre el 1 de enero y el 25 de marzo, al menos 601 pacientes fueron trasladados a diferentes hospitales para ayudar a abordar la crisis de capacidad pandémica.


Los últimos datos de un grupo de científicos que asesoran a la provincia sobre la pandemia muestran que las personas infectadas con variantes en Ontario tienen más probabilidades de ser hospitalizadas y morir, concluyendo que las variantes supondrán una "carga considerablemente mayor" para el sistema de atención de la salud que el segunda ola de infecciones.


“En este momento en Ontario, la pandemia está completamente fuera de control”, dijo el Dr. Peter Juni, director científico de la mesa.

El informe del Asesor Científico COVID-19 de Ontario analizó a 26.314 personas que dieron positivo por COVID-19 en Ontario entre el 7 de febrero y el 11 de marzo.


Más de 9.000 de ellos estaban infectados con una variante del virus y el estudio encontró que esos pacientes tenían un 62 por ciento más de probabilidades de ser hospitalizados, un 114 por ciento más de probabilidades de terminar en una unidad de cuidados intensivos y un 40 por ciento más de probabilidades de morir a causa de la enfermedad.



Esos hallazgos son similares a los estudios sobre variantes y hospitalizaciones de otros países como Reino Unido y Dinamarca.


El informe señaló que, al 28 de marzo, las variantes infecciosas representaban el 67 por ciento de todas las infecciones y la variante conocida como B.1.1.7 que se detectó por primera vez en el Reino Unido representa el 90 por ciento de dichas infecciones.


El estudio también encontró que el 46 por ciento de las admisiones a cuidados intensivos entre el 15 de marzo y el 21 de marzo fueron personas de 59 años o menos, en comparación con el 30 por ciento de las admisiones entre el 14 y el 20 de diciembre.




ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL