Ford habla sobre volver a la "vida que conocíamos antes de COVID-19"

El premier Doug Ford parece haber dado un giro repentino con respecto a su opinión sobre los bloqueos relacionados con el COVID-19 y los líderes de la oposición en Queen's Park parecen estar de acuerdo.


El primer ministro de Ontario, Doug Ford, sonríe mientras habla durante sus actualizaciones diarias sobre el COVID-19 en Queen's Park en Toronto el jueves, 14 de mayo de 2020.
El premier de Ontario, Doug Ford, sonríe mientras habla durante sus actualizaciones diarias sobre el COVID-19 en Queen's Park en Toronto el jueves, 14 de mayo de 2020.

En una declaración escrita el lunes, Ford dijo que “Todos los habitantes de Ontario están unidos en su deseo de dejar atrás esta pandemia y volver a la vida que conocíamos antes del COVID-19”.


Esto siguió un cambio de tono similar el viernes, cuando el premier dijo a una estación de radio local en Peterborough, Ontario: “Tenemos que aprender a vivir con esto y hacer que las cosas vuelvan a la normalidad”.


Los comentarios recientes de Ford están en línea con el director médico de salud de Ontario, el Dr. Kieran Moore, quien el jueves pasado dijo que es hora de “aprender a vivir con el covid-19”.


El principal médico de Ontario acreditó que las vacunas contra el COVID-19 y los nuevos medicamentos antivirales son las razones principales por las que la provincia necesita cambiar su forma de pensar.


Sin embargo, los bloqueos son, en última instancia, una decisión política, aunque Ford parece haber encontrado un apoyo poco probable durante la evolución de sus mensajes relacionados con COVID-19 y la pandemia.


“No quería que se diera el último periodo de confinamiento. No he querido ningún encierro previo”, dijo el lunes el líder liberal Steven Del Duca.

“La gente está experimentando la fatiga del encierro y la frustración es real”, dijo Catherine Fife del NDP.

Los restaurantes, gimnasios y teatros de Ontario dieron la bienvenida a los clientes el día de ayer cuando las restricciones del último cierre pandémico se relajaron el lunes, con clientes felices de regresar y negocios ansiosos pero esperanzados de recuperar las pérdidas.


La reapertura marcó el primer paso en el plan de Ontario para revertir gradualmente las medidas de salud pública impuestas a principios de enero en medio de los crecientes casos de la variante altamente infecciosa llamada Ómicron.


“Hoy, Ontario está comenzando a relajar algunas medidas de salud pública, el primer paso para volver a la normalidad”, dijo Ford el lunes. “Todos los habitantes de Ontario están unidos en su deseo de dejar atrás esta pandemia y volver a la vida que conocíamos antes de COVID-19”.

Hay diferentes opiniones sobre lo que debería hacer el gobierno de Ford para evitar más restricciones.


El NDP está pidiendo al gobierno provincial que amplíe el acceso a las pruebas de PCR, y el líder del Partido Verde, Mike Schreiner, dijo que los funcionarios del gobierno deben ampliar la cantidad de días de enfermedad disponibles y exigir máscaras N95 en lugares de trabajo vulnerables.


El ministro de Educación, Stephen Lecce, dijo el lunes que cree que un acuerdo sobre los días de enfermedad pagados está “al alcance”, alineándose con el plan federal de cuidado infantil.


“Si el premier quiere 'vivir con el virus', entonces él debe tomar las medidas necesarias para mitigar la propagación del virus”, dijo Schreiner.

Del Duca reiteró su llamado al gobierno para que amplíe el programa de certificados de vacunación para incluir las terceras dosis.


Si bien las hospitalizaciones han disminuido, las crecientes llamadas para aprender a vivir con el COVID-19 se producen durante uno de los meses más mortíferos de la pandemia en Ontario. Más de 1.200 personas perdieron la vida por el virus en enero.



ARTÍCULO POR: RICHARD SOUTHERN Y LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: NATHAN DENETTE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL


218 views0 comments