Gran derrame de petróleo en las playas del sur de California

Se cree que un oleoducto del sur de California es la fuente de un derrame de petróleo masivo que cerró millas de playas el domingo, según el director de la empresa propietaria de la instalación.


Gran derrame de petróleo en las playas del sur de California.
Gran derrame de petróleo en las playas del sur de California.

El director ejecutivo de Amplify Energy, Martyn Willsher, dijo el domingo que los buzos todavía estaban tratando de determinar exactamente dónde y cómo ocurrió el derrame; pero que la tubería se había cerrado. Dijo que todo el aceite restante en la línea había sido succionado de vuelta.


Las autoridades dijeron el sábado por la noche que al menos 126.000 galones (572.807 litros) de crudo se derramaron en las aguas del condado de Orange desde un oleoducto que llega a la costa desde una plataforma petrolera mantenida por Beta Operating Company, una subsidiaria de Amplify con sede en Houston.


Las tripulaciones han desplegado skimmers y barreras para tratar de acorralar a la mancha.

El alcalde de Huntington Beach, Kim Carr, dijo que las playas de la ciudad podrían permanecer cerradas durante semanas o incluso meses.


El aceite creó un brillo de millas de ancho en el océano y llegó a la costa en glóbulos negros y pegajosos junto con pájaros y peces muertos. Tripulaciones lideradas por la Guardia Costera de los Estados Unidos desplegaron separadores de aceite y barreras flotantes para tratar de detener una mayor incursión en los humedales y en la Reserva Ecológica Bolsa Chica.


Un hedor a petróleo impregnaba el aire en toda el área, dijo la supervisora ​​del condado de Orange, Katrina Foley.


“Se puede sentir el sabor en la boca sólo con los vapores en el aire”, dijo.

El cierre se extendió desde el muelle de Huntington Beach casi 4 millas (6,4 kilómetros) al sur hasta el embarcadero del río Santa Ana en medio de un clima veraniego que habría llevado a los bañistas a la amplia playa a jugar voleibol, practicar natación y surf. Se colgó cinta amarilla de precaución entre las torres de salvavidas para mantener a la gente alejada.


Las autoridades cancelaron el último día del Pacific Air Show anual que generalmente atrae a miles de espectadores a Huntington Beach, una ciudad de aproximadamente 199.000 residentes a unas 30 millas (48 kilómetros) al sur del centro de Los Ángeles. El espectáculo contó con sobrevuelos de los Navy Blue Angels de los EE. UU. y los Thunderbirds de la Fuerza Aérea de los EE. UU.


Foley dijo que el alcalde de Newport Beach, Brad Avery, le dijo que se encontró con la mancha de petróleo mientras viajaba de regreso al continente desde la isla Santa Catalina.


"Él vio delfines nadando a través del petróleo", tuiteó Foley.

El derrame se produce tres décadas después de que una fuga masiva de petróleo golpeara el mismo tramo de la costa del condado de Orange. El 7 de febrero de 1990, la embarcación petrolera American Trader dejó caer su ancla frente a Huntington Beach, derramando casi 417.000 galones (1,6 millones de litros) de crudo. Se mataron peces y unas 3.400 aves.


En 2015, un oleoducto roto al norte de Santa Bárbara derramó 143.000 galones (541.313 litros) de petróleo crudo que brotaron en Refugio State Beach.


En una conferencia de prensa el sábado por la noche, los funcionarios del condado de Orange expresaron su preocupación por los impactos ambientales del derrame y esperaban que las cuadrillas pudieran detener el petróleo antes de que fluyera hacia humedales sensibles.


“Hemos estado trabajando con nuestros socios federales, estatales y del condado para mitigar el impacto de esta eventualidad que podría llegar a ser un posible desastre ecológico”, dijo el alcalde de Huntington Beach, Kim Carr.

El área alberga especies amenazadas y en peligro de extinción, incluida un ave playera regordeta llamada chorlito nival, el charrán común de California y las ballenas jorobadas, una industria pesquera y aves migratorias en la ruta migratoria del Pacífico.


“Las áreas costeras del sur de California son realmente ricas en vida silvestre, un punto clave de biodiversidad”, dijo Miyoko Sakashita, directora del programa de océanos del Centro para la Diversidad Biológica.

Los efectos de un derrame de petróleo son de amplio alcance, dijeron los ambientalistas.


Las aves que tienen aceite en las plumas no pueden volar, no pueden limpiarse y no pueden controlar sus propias temperaturas, dijo Sakashita. Las ballenas, los delfines y otras criaturas marinas pueden tener problemas para respirar o morir después de nadar en aceite o respirar gases tóxicos, dijo.


“El derrame de petróleo muestra cuán sucia y peligrosa es la extracción de petróleo. El petróleo que llega al agua es imposible de limpiar, por lo que termina en nuestras playas y la gente y la vida silvestre entran en contacto con él ”, dijo. “Tiene efectos duraderos sobre la cría y reproducción de animales. Es realmente triste ver llena de aceite esta amplia zona".


FOTOGRAFÍA: MARIO TAMA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

11 views0 comments