• Eliana González

Grupos empresariales quieren mensajes del COVID-19 más optimistas desde Ottawa

Con el pico de la tercera ola de la pandemia en el país y la llegada de las vacunas COVID-19, varios grupos comerciales diferentes que representan a 61 industrias en todo Canadá dicen que es hora de un cambio de tono por parte del gobierno federal.


Grupos empresariales quieren mensajes del COVID-19 más optimistas desde Ottawa.
Grupos empresariales quieren mensajes del COVID-19 más optimistas desde Ottawa.
“El mensaje que han dado hasta ahora es quedarse en casa o morirás”, dijo Perrin Beatty, presidente y director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Canadá. "Lo que necesitamos ahora es esperanza".

Beatty dijo que el gobierno debería centrarse en los mensajes de optimismo. Él cree que el cambio impulsará la confianza del consumidor y ayudará a la recuperación económica.


El Dr. Raywat Deonandan, epidemiólogo de la Universidad de Ottawa, dijo que los federales están cambiando lentamente su tono; pero afirma que podrían estar haciendo un mejor trabajo en unir a los canadienses para ayudarlos a superar la recta final de la pandemia.


"Le hemos pedido a la gente que se sacrifique; pero realmente no les hemos dado la recompensa", dijo Deonandan.

Si bien se están logrando avances en todo el país, el primer ministro Justin Trudeau dijo el martes pasado que las medidas de salud pública no se relajarán hasta que los conteos de casos de COVID-19 hayan disminuido y al menos el 75 por ciento de los habitantes del país hayan recibido su primera dosis de la vacuna COVID-19.


Hablando en Ottawa, Trudeau dijo que Canadá podría tener un "verano de una dosis" que, a su vez, nos preparará para "el momento de la segunda dosis". Una vez que eso suceda, admitió que "podremos hablar sobre volver a la escuela, volver al trabajo y volver a la normalidad".


Además de un cambio en el tono de los mensajes, los grupos empresariales están presionando por un plan detallado de reapertura del gobierno federal.


El Procurador General de Ontario reveló algunas pistas el miércoles sobre lo que la provincia podría esperar una vez que reabra, sugiriendo que un enfoque regional podría evitarse por completo.


Si bien el gobierno de Ford continúa avanzando en un plan de reapertura, Sylvia Jones insinuó que los sectores podrían simplemente abrirse en toda la provincia en un esfuerzo por limitar la posibilidad de que las personas “salten de región” y viajen a una jurisdicción con restricciones menos estrictas.


En versiones anteriores del marco codificado por colores de Ontario, el gobierno fue testigo de primera mano de lo que podría suceder si las unidades de salud pública están marcadas con diferentes restricciones de salud.


La provincia informó el miércoles 1.588 nuevos casos de COVID-19 y 19 muertes más relacionadas con el virus, lo que marca el segundo día consecutivo en que las nuevas infecciones han caído por debajo de las 2.000.



ARTÍCULO POR: CORMAC MAC SWEENEY

FOTOGRAFÍA: JASON HAFSO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL