¿Hacia dónde se dirigió realmente el CERB?

Los datos federales, obtenidos a través de la Ley de Acceso a la Información, brindan la imagen más detallada hasta ahora de hacia dónde se destinaron miles de millones de dólares en ayuda de emergencia el año pasado.



Los datos se desglosan por los primeros tres caracteres de los códigos postales, conocidos como "áreas de clasificación de reenvío", para determinar el número de destinatarios activos en cualquier momento y en cualquier lugar del país.


Adicionalmente, se utilizaron recuentos de población del censo de 2016 para calcular qué porcentaje de la población, mayor de 15 años, en cada área de clasificación avanzada recibió el CERB en cualquiera de los períodos de pago de cuatro semanas.


Algunas áreas de clasificación en los datos de Empleo y Desarrollo Social de Canadá se crearon después del censo de 2016 y no se incluyeron en el análisis.


Durante su vida útil, entre finales de marzo y octubre del año pasado, el CERB pagó casi $82 mil millones a 8,9 millones de personas cuyos ingresos se derrumbaron porque vieron sus horas reducidas o perdieron sus trabajos por completo. Unos tres millones de personas perdieron sus trabajos en marzo y abril debido a que se ordenó el cierre de negocios no esenciales y 2,5 millones más trabajaron menos de la mitad de sus horas habituales.


Los datos de Empleo y Desarrollo Social de Canadá muestran que 6,5 millones de personas recibieron el CERB de 500 dólares a la semana durante las primeras cuatro semanas que estuvo disponible, o más de uno de cada cinco canadienses mayores de 15 años.


Lo que surge de esa ola inicial es una división en gran parte rural-urbana, con proporciones más altas de poblaciones que dependen del CERB en las ciudades en comparación con las zonas rurales del país.


Los vecindarios en Brampton, Ontario, en el extremo noroeste de Toronto, tuvieron el mayor volumen de destinatarios del CERB en áreas de código postal con un promedio de más de 15.160 destinatarios por el período de pago de cuatro semanas.


El uso de CERB también parece mayor en áreas urbanas que han tenido recuentos de casos de COVID-19 más altos, como lo fue y sigue siendo el caso en el noreste de Calgary.


“A medida que las ciudades dependían más del alojamiento, el turismo y la comida como impulsores del crecimiento económico, más se habrían visto afectadas por la pandemia y los centros más grandes tienen una mayor concentración de puestos de trabajo en estas áreas”, dijo David Macdonald, economista senior de Canadian Centre for Policy Alternatives, que ha estudiado el CERB. "Más áreas rurales del país y ciertas ciudades que tienen una mayor dependencia de, digamos, los recursos naturales no se habrían visto tan afectadas".

En total, hubo 4,4 millones de destinatarios en el segundo mes del CERB, el mayor cambio que se produjo de mes a mes. 3,7 millones en el tercero y una disminución constante a casi 2,3 millones de destinatarios para cuando el CERB fue reemplazado por un trío de nuevos beneficios de recuperación y un sistema de seguro de empleo renovado y reiniciado.


Durante la vida útil del CERB, la ciudad de East Gwillimbury en Ontario tuvo el mayor número promedio de residentes que accedieron al programa, con un 24%. La ciudad con el porcentaje más bajo fue Winkler, Man., Con un 3,83%.



FOTOGRAFÍA: JORDAN PRESS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL