google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Hogares pagarán más por comida en 2024

Los precios de los alimentos seguirán subiendo en 2024, pero a un ritmo más lento que este año, según una nueva previsión de 30 académicos de todo Canadá.

El informe anual, publicado el jueves por académicos de cuatro universidades canadienses, estima que los precios de los alimentos aumentarán entre un 2,5% y un 4,5% el año próximo. Esto supone unos 700 dólares más para alimentar a una familia de cuatro miembros en 2024, con una factura anual total de 16.297,20 dólares.


Se prevé que algunas categorías experimenten subidas de precios más rápidas que otras en 2024.


Según el informe, los productos de panadería, carne y verduras serán los que más suban, entre un 5% y un 7%. Los precios en restaurantes y de los productos del mar subirán entre un tres y un cinco por ciento, mientras que los lácteos y la fruta lo harán entre un uno y un tres por ciento. Otros, como la harina o el café podrían incluso bajar.


Sylvain Charlebois, de la Universidad Dalhousie, que dirigió el estudio, dijo que el informe muestra que 2024 marcará el "final de la tormenta de la inflación alimentaria".


A principios de este año, los precios de los alimentos subían a ritmos no vistos desde principios de los años 80, con un incremento interanual superior al 10% en enero. Pero recientemente las subidas de precios han empezado a ceder. Según el último informe de Statistics Canada, los precios de los alimentos aumentaron un 5,6% en octubre, por debajo del nivel máximo, pero aún por encima de la tasa de inflación general del 3,1%.


Charlebois dijo que las cadenas de supermercados probablemente aumentarán las promociones en 2024, para atraer a los consumidores con presupuestos apretados. "Podríamos ver algunas guerras de precios", dijo el director del Laboratorio de Análisis Agroalimentario de Dalhousie.


El informe sobre alimentos del jueves -una colaboración entre Dalhousie, la Universidad de Guelph, la Universidad de Saskatchewan y la Universidad de Columbia Británica- utilizó modelos de aprendizaje automático que tenían en cuenta aspectos como las precipitaciones, los patrones de El Niño, la acumulación de nieve y los datos sobre reservas de petróleo para predecir cómo influirán los factores macroeconómicos en los precios de los alimentos.

3 visualizaciones0 comentarios
bottom of page