• Eliana González

Hospitales de Ontario prueban tratamiento pulmonar experimental para el COVID-19

Un hombre de Toronto le da crédito de sobrevivir al COVID-19 a una terapia experimental con células madre que se está probando en hospitales de Ontario.


Hospitales de Ontario prueban tratamiento pulmonar experimental para el COVID-19.
Hospitales de Ontario prueban tratamiento pulmonar experimental para el COVID-19.
“Debido a este tratamiento con células madre, estoy sentado con mi esposa y estoy dando esta entrevista”, dijo Khurram Kabir.

Este invierno, Kabir estuvo conectado a un ventilador en el Hospital General de Toronto durante 24 días. El hombre de 40 años fue hospitalizado en enero. Desarrolló neumonía y su estado empeoró.


Los trabajadores de la salud le dijeron a su familia que esperaran lo peor. Después de 48 horas de ventilación, los médicos le dijeron a Sumaiya Rais, su esposa, que el hombre era un buen candidato para un tratamiento experimental para los pulmones inflamados. No estaba segura de qué hacer hasta que un médico que dirigía el estudio le dijo que, en el peor de los casos, no pasaría nada; pero que la terapia no dañaría a Kabir.


Médicos de todo el mundo están buscando formas de tratar los impactos directos e indirectos de la infección por el COVID-19.


El Dr. John Granton, especialista respiratorio y médico de la UCI de University Health Network que trabaja en el equipo de células madre, explicó que, además de los ataques del virus, la propia respuesta inmune del cuerpo al COVID-19 también puede causar daño. Eso incluye la neumonía COVID-19 y la inflamación pulmonar que impide que el oxígeno llegue a los órganos del paciente. Los investigadores dicen que las terapias basadas en células pueden reducir esa inflamación mientras estimulan el trabajo positivo del sistema inmunológico.


La prueba del Toronto General Hospital comenzó en noviembre de 2020, con la ayuda de una donación a la fundación del hospital. Su ensayo de seguridad incluyó a 18 personas; pero el estudio está conectado a una red más amplia de investigadores y hospitales en Ontario.


"Es bueno ver que los pacientes se sienten mejor", dijo el Dr. Granton. "Nos da esperanza".

Kabir fue dado de alta del hospital a mediados de marzo y fue a un centro de rehabilitación para volver a aprender tareas simples. Todavía tiene dificultad para respirar y camina con un bastón. También perdió 30 libras y tiene otros síntomas persistentes.


“Lo niveles en mi riñón están altos, el nivel de kreatina es alto también, al igual que el colesterol”, dijo. "Estoy perdiendo una tonelada de cabello y me estoy quedando sin aliento".

UHN se ha asociado con otros hospitales de la GTA para proporcionar este tratamiento a más pacientes.


Algún día, los investigadores examinarán si la terapia celular se puede utilizar antes de que los pacientes se conecten a los respiradores. Kabir y su familia dijeron que en su mayoría siguieron las precauciones contra el COVID-19 y están instando a los canadienses a que se tomen este virus en serio, para evitar pasar por lo mismo que ellos.



ARTÍCULO POR: FAIZA AMIN Y JESSICA BRUNO

FOTOGRAFÍA: MARY TAYLOR

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL