Hospitales del GTA intercambian recursos para lidiar con el aumento de pacientes con COVID-19

La cantidad de pacientes que ingresan a los hospitales de GTA continúa creciendo mientras el personal y los recursos que distribuyen de diferentes maneras y los pacientes se trasladan para hacer frente a la demanda.


Hospitales del GTA cambian los recursos para lidiar con el aumento de pacientes con COVID-19.
Hospitales del GTA cambian los recursos para lidiar con el aumento de pacientes con COVID-19.

Los médicos no solo ven a más pacientes durante la tercera ola, sino que muchos se presentan con síntomas mucho más graves del virus.


Un ejemplo claro de esta situación es la sala de emergencias del Brampton Civic Hospital, que admitió a nueve pacientes con COVID-19 en un período de ocho horas. Cuatro de esos pacientes tuvieron que ser entubados.


En lo que va de abril, los paramédicos se han visto obligados a transportar a 327 pacientes para liberar espacio en cuidados intensivos. Toronto Star informó que un hospital está trayendo médicos del norte de Ontario para tratar de resolver el problema.


En una carta enviada a los médicos de la región de York a principios de esta semana, el vicepresidente de planificación médica de Mackenzie Health, el Dr. Steven Jackson, pidió ayuda a cualquier médico que quisiera ser voluntario en el Hospital Mackenzie Richmond Hill y en el Hospital Cortellucci Vaughan.


"Nuestras unidades de cuidados intensivos, el departamento de emergencias y las salas de medicina interna están más allá de su capacidad", se lee en el memorando a los médicos. "A medida que avanzamos en las próximas semanas, el modelo predice claramente que nuestra capacidad para atender a los pacientes de la forma tradicional será superada con creces".

La carta dice que los hospitales ahora están buscando formas creativas de usar el espacio para poder manejar la carga de pacientes críticamente enfermos.


"Este es un momento verdaderamente desesperado para todos nosotros y ahora estamos tomando decisiones muy desafiantes para evitar un colapso total", se lee en el memorando de Jackson.

Ontario dijo que un hospital de campaña COVID-19 en Toronto podría activarse a finales de este mes mientras lidia con el aumento de las hospitalizaciones causadas por la pandemia.


El Ministerio de Salud dijo en un comunicado que la unidad de salud móvil del Hospital Sunnybrook espera recibir pacientes en las próximas semanas. El hospital de campaña se instaló en un estacionamiento en el sitio y es uno de los dos en la provincia diseñados para ayudar a abordar los crecientes desafíos de capacidad.


La provincia mencionó que las camas temporales proporcionarán una mayor capacidad al sistema de salud al liberar la capacidad de cuidados intensivos y agudos dentro de los hospitales.


El gobierno dijo que también ayudará a expandir la capacidad al permitir que los hospitales transfieran pacientes de cuidados no críticos a estas camas de medicina general.


Ontario Health también envió una llamada de ayuda esta semana, solicitando médicos de familia que estuvieran dispuestos a ser reasignados al William Osler Health System.


La agencia dijo que han recibido una solicitud urgente de William Osler para ayudarlos a identificar a cualquier persona que esté dispuesta a mudarse a sus unidades de cuidados intensivos y COVID-19.


"La tercera ola de la pandemia está causando presiones generalizadas que están estresando a nuestros hospitales más allá de su capacidad", se lee en el memorando de la Dra. Mira Backo-Shannon.

A partir de esta semana, se ordenó a los hospitales de Ontario que reduzcan todas las cirugías electivas y las actividades que no sean de emergencia. El presidente y director ejecutivo de Ontario Health, quién supervisa el sistema de salud de la provincia, les dijo a los hospitales que hicieran los cambios necesarios; ya que el número de pacientes con COVID-19 en las UCI alcanzó el nivel más alto de la pandemia.


La semana pasada, el Hospital SickKids anunció que iban a intervenir para ayudar al sistema de atención médica para adultos que estaba bajo tensión. El hospital abrió ocho camas de UCI para adultos de 40 años o menos con COVID-19 y los pacientes fueron trasladados de hospitales de GTA que superaron su capacidad.


Según las últimas cifras provinciales, actualmente hay 1.877 personas hospitalizadas en la provincia por COVID-19 con 642 en las UCI. Es el número más alto de hospitalizaciones desde el inicio de la pandemia y también un récord para los pacientes internados en las UCI.




ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER FOTOGRAFÍA: FREEPIK EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN LOCAL

21 views0 comments