google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Introducen reforma a la libertad bajo fianza



El gobierno federal anunció el martes medidas destinadas a dificultar la libertad bajo fianza para los criminales reincidentes y violentos, respondiendo a los llamados de larga data de los premiers y los políticos de la oposición para reformar el sistema.


Un nuevo proyecto de ley aumentará los tipos de cargos en los que las personas acusadas de delitos graves deben presentar argumentos por los que no deben ser detenidos en la cárcel, invirtiendo los papeles.


La Carta de Derechos y Libertades garantiza el derecho a una persona detenida “que no se le niegue una fianza razonable sin causa justa”.


Para la mayoría de los delitos, el Código Penal establece que, por lo general, una persona debe ser puesta en libertad a menos que los fiscales de la Corona puedan demostrar por qué debe permanecer detenida. Para ciertos delitos, esta regla se invierte y es la persona acusada, quien en cambio debe demostrar por qué no debe permanecer detenida. Esto se conoce como "fianza de responsabilidad inversa".


El proyecto de ley C-48, presentado por el ministro de Justicia David Lametti en la Cámara de los Comunes establece una serie de criterios que cambiarán con esta reforma a la libertad bajo fianza:



Esta legislación enmienda varias cosas en el código penal. Primero, crea un nueva responsabilidad inversa para los delincuentes violentos reincidentes que involucren armas. Incluyendo armas de fuego, armas blancas y hasta aerosol contra osos. Segundo, agrega ciertos delitos con armas de fuego a las disposiciones existentes y estas son ofensas ligadas al crimen organizado. Tercero, fortalece régimen de responsabilidad inversa incluyendo la violencia en la pareja. Y finalmente, le requiere a los tribunales considerar el historial de condenas por violencia, así como la seguridad de la comunidad al decidir sobre la libertad bajo fianza. Las propuestas en esta reforma tienen el objetivo de que los criminales violentos reincidentes, que suponen un riesgo para la seguridad de la comunidad, no sean puestos en libertad mientras esperan por su juicio.

Sin embargo, la oposición considera que la reforma no es suficiente y que criminales reincidentes seguirán siendo puestos en libertad.



El sistema de libertad bajo de fianza de Justin Trudeau, de “atrapar y soltar”, que aprobaron en la ley con la ayuda del NDP, ha desatado una ola de crímenes violentos en el país. Los canadienses marcharon para revertir esa política después del trágico asesinato del oficial Pierschala a manos de un criminal reincidente. Hoy han revelado reformas que continuarán poniendo en libertad a los mismos asesinos, igual que al mató al oficial Pierschala. En otras palabras, no han revertido la política de “atrapar y soltar”, quieren continuar con las mismas políticas trudopianas.

4 visualizaciones0 comentarios

Comentários


bottom of page