• Eliana González

Jefe de defensa renuncia en medio de acusaciones no especificadas

Las Fuerzas Armadas de Canadá se tambalean después de que el jefe de defensa, el almirante Art McDonald, es investigado por mala conducta, solo unas semanas después de que la policía militar iniciara una investigación sobre las acusaciones contra su predecesor.


El comandante de la Marina Real Canadiense, el vicealmirante Art McDonald, es visto durante una entrevista con The Canadian Press en Ottawa, el miércoles 11 de diciembre de 2019.
El comandante de la Marina Real Canadiense, el vicealmirante Art McDonald, es visto durante una entrevista con The Canadian Press en Ottawa, el miércoles 11 de diciembre de 2019.

El ministro de Defensa, Harjit Sajjan, reveló el miércoles por la noche que McDonald se había "apartado voluntariamente" mientras la policía militar investiga acusaciones no especificadas.


McDonald asumió el cargo de jefe del personal de defensa el mes pasado en lugar del general Jonathan Vance, quien está siendo investigado por acusaciones de comportamiento inapropiado.


Vance ha negado haber actuado mal y McDonald no ha comentado.


El comandante del ejército canadiense, el teniente general. Wayne Eyre ha sido nombrado jefe interino del personal de defensa.


El crítico de defensa conservador James Bezan pidió el jueves al gobierno que revele la naturaleza de las acusaciones contra McDonald, quien utilizó su primer discurso como jefe de defensa el 14 de enero para disculparse con las víctimas de la conducta sexual inapropiada y el odio de los militares.


Las nuevas acusaciones se han sumado al coro de llamados a la supervisión externa de las fuerzas armadas, que auto-controlan las acusaciones de conducta sexual inapropiada en las filas.


El abogado y coronel retirado Michel Drapeau dijo que el gobierno necesita nombrar un inspector general permanente e independiente similar al de otros ejércitos. Esa persona tendría los poderes de investigación para investigar las acusaciones de irregularidades dentro de las Fuerzas Armadas Canadienses.


Adicionalmente, Drapeau dijo que Sajjan debería convocar de inmediato a una junta de investigación, quizás encabezada por un juez militar, para investigar las acusaciones contra McDonald, con la policía involucrada solo si las acusaciones son de naturaleza criminal.


Si la policía se involucra, agregó Drapeau, debería ser la RCMP.


Además de los delitos penales, el personal militar canadiense también puede ser acusado de lo que se conoce como delitos de servicio, que generalmente se relacionan con una conducta inapropiada como la embriaguez y tener una relación con un subordinado.


La ex reservista naval Marie-Claude Gagnon, quien fundó un grupo para sobrevivientes de conducta sexual inapropiada militar llamado It's Just 700, ha estado planteando preocupaciones durante años sobre las brechas en el sistema.


Dijo que ahora es el momento de la supervisión externa de las Fuerzas Armadas.



ARTÍCULO POR: LEE BERTHLAUME

FOTOGRAFÍA: ADRIAN WYLD

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL