La clave de una mejor salud durante la pandemia


A medida que las personas pasan más tiempo en interiores, una gran cantidad de investigaciones científicas dice que pasar tiempo en la naturaleza es fundamental para la salud y aumenta la longevidad. Eso significa estar al aire libre, debajo de los árboles, lejos de los automóviles y el concreto, de manera regular.


El daño físico y mental infligido por Covid hace que médicos, investigadores y otros se apresuren a aprovechar los efectos terapéuticos de la naturaleza.
El daño físico y mental infligido por Covid hace que médicos, investigadores y otros se apresuren a aprovechar los efectos terapéuticos de la naturaleza.

Los beneficios han sido claros para los científicos durante algún tiempo, pero la pandemia ha hecho que el asunto sea más urgente. El costo físico y emocional que ha tenido el virus, especialmente en áreas urbanas con pocos espacios verdes, ha impulsado a médicos, investigadores y otros a aprovechar los efectos terapéuticos de la naturaleza.


Pasar tiempo en el bosque, una práctica que los japoneses denominan "baños en el bosque", está fuertemente relacionada con la disminución de la presión arterial, la frecuencia cardíaca, las hormonas del estrés, la disminución de la ansiedad, la depresión y la fatiga.


Los científicos han descubierto repetidamente que las células asesinas naturales anticancerígenas humanas aumentan significativamente después de caminar por el bosque.


En uno de estos estudios , publicado en 2010 en la revista Journal of Biological Regulators and Homeostatic Agents, el número y la actividad de las células asesinas aumentaron en un grupo de doce hombres sanos después de dos caminatas, cada una de dos horas de duración, en un viaje de un día a un parque forestal en los suburbios de Tokio. También lo hicieron las proteínas contra el cáncer, según la investigación dirigida por Qing Li, profesor asociado de la Escuela de Medicina de Nippon. El cortisol en sangre y la adrenalina en orina disminuyeron significativamente. Los efectos duraron al menos siete días, encontraron los investigadores.


El tiempo en un bosque también está relacionado con la disminución de la inflamación, que se ha relacionado con enfermedades crónicas.


Un estudio publicado en Nature's Scientific Reports en 2019 encontró que los 20.000 participantes tenían significativamente más probabilidades de informar sobre buena salud y bienestar cuando pasaban 120 minutos o más en la naturaleza a la semana. Esta tendencia alcanzó su punto máximo de 200 a 300 minutos a la semana. Cualquier cosa menos de dos horas no marcó la diferencia.


Mucha gente sabe intuitivamente que la naturaleza es buena paralas personas, pero aún así no pasan tanto tiempo en ella. El adulto promedio pasa 11 horas y media al día consumiendo medios en 2019, según Nielsen. En 2019, la mitad de los jóvenes de 18 a 29 años encuestados por el Pew Research Center dijeron que estaban conectados casi constantemente. Una encuesta de 2017 para las agencias federales de vida silvestre y parques encontró que "cada vez es más normal pasar poco tiempo al aire libre".



ARTÍCULO POR: BETSY MORRIS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE SALUD

32 views0 comments