• Eliana González

La confianza general en las vacunas COVID-19 ha aumentado entre los canadienses

Una nueva encuesta de Proof Strategies sugiere que no solo los asesores nacionales de vacunas de Canadá tienen una vacuna "preferida".


Encuesta muestra que la confianza general en las vacunas COVID-19 ha aumentado entre los canadienses.
Encuesta muestra que la confianza general en las vacunas COVID-19 ha aumentado entre los canadienses.

La encuesta de 1.500 personas realizada durante los primeros tres días de mayo sugiere que la confianza general en las vacunas es ahora del 74 por ciento, en comparación con el 64 por ciento en enero.


El aumento de la confianza en las vacunas se produjo en todas las provincias del país, incluido un aumento de 11 puntos en Ontario.


La confianza en las vacunas aumenta a más del 80 por ciento cuando se pregunta específicamente sobre Pfizer-BioNTech, y es casi tan alta como al preguntar por Moderna. Por otro lado, la confianza cae por debajo del 50 por ciento tanto para Oxford-AstraZeneca como para Johnson & Johnson.


Niveles de confianza en las vacunas entre los canadienses:

  • Pfizer – 83%

  • Moderna – 78%

  • Johnson & Johnson - 49%

  • AstraZeneca - 45%

La encuesta se realizó una semana después de que el Comité Asesor Nacional de Inmunización (NACI, por sus siglas en inglés) advirtiera a los canadienses que el riesgo extremadamente raro de coágulos sanguíneos puede ser una razón para que las personas con bajo riesgo de contraer COVID-19 rechacen AstraZeneca.


El presidente de Proof, Bruce MacLellan, dijo que las semanas de información y advertencias de que AstraZeneca y J&J están vinculados al nuevo y raro síndrome de coagulación sanguínea claramente han cobrado su precio.


“Es muy alentador que la confianza en las vacunas haya crecido tanto en cuatro meses, aunque también está claro que la confianza no se comparte por igual entre las cuatro marcas principales”, dijo MacLellan. "Los funcionarios de salud pública deben manejar sus palabras con cuidado".

La NACI fue acusada de generar confusión y dudas sobre las vacunas cuando recomendó que los canadienses que no tienen un alto riesgo de COVID-19 pueden esperar hasta que esté disponible una dosis de Pfizer o Moderna.


NACI llamó a esas dos vacunas las vacunas las "preferidas", lo que llevó a algunos expertos médicos a preocuparse de que estaban calificando las vacunas y los canadienses se preguntarían si eso significa que AstraZeneca es deficiente y, por lo tanto, debe evitarse.


Pfizer y Moderna usan tecnología de ARNm y no se han relacionado con ningún caso de coagulación sanguínea.


El presidente de NACI continuó diciendo que las personas que ya recibieron la vacuna AstraZeneca no deberían sentir que tomaron una mala decisión.


El Dr. Fahad Razak, un internista que atiende a pacientes con COVID-19 en el Hospital St. Michael's en Toronto, dijo que la realidad es que la mayoría de las personas en Canadá que aún no están vacunadas, lo que incluye a la mayoría de las personas menores de 40 años, podrán obtener una vcuna de Pfizer o Moderna.


Razak todavía cree que las personas a las que se les ofrece AstraZeneca deberían tomarlo y señaló que su esposa fue vacuna con esa vacuna y contó con todo su apoyo. Con el COVID-19 aún propagándose rápidamente en gran parte de Canadá, el virus presenta un riesgo mucho mayor que las vacunas, dijo.


“Tenemos más personas en mi hospital (en este momento) de las que han desarrollado el coágulo en todo Canadá, a pesar de las más de un millón de dosis que se han administrado”, dijo. "Así que eso es, ya sabes, ponerlo en contexto".


La encuesta también sugiere que el apoyo a las vacunas en Canadá no está tan dividido en términos políticos como en los Estados Unidos. Las vacunas cuentan con la confianza del 82% de los partidarios liberales, el 73% de los conservadores, el 76% de los nuevos demócratas, el 71% del partido Verde y el 80% de los partidarios del Bloque.


Entre los residentes de Vancouver, Calgary, Edmonton, Toronto y Montreal, el alcalde de mayor confianza fue John Tory con un 44 por ciento. Los premiers provinciales no han visto ningún cambio real en la confianza de enero a mayo.


La encuesta encontró que los médicos y científicos siguen siendo la fuente de información preferida de los canadienses, aunque la confianza en los funcionarios de salud del gobierno también está creciendo.


Más del 80 por ciento de los canadienses confían en la información de médicos y científicos.


La directora médica de Canadá, la Dra. Theresa Tam, tiene la confianza del 68 por ciento de la población, mientras que los funcionarios de salud provinciales se ubican en el 66 por ciento en promedio.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: RAWPIXEL.COM

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL