La inequidad en las vacunas se convirtió en un foco de atención durante la reunión de la ONU

La inequidad en la distribución de las vacunas contra el COVID-19 fue uno de los temas más relevantes de este importante evento; ya que muchos de los países africanos, cuyas poblaciones tienen poco o ningún acceso a las vacunas que salvan vidas, subieron al podio para hablar en la reunión anual de líderes mundiales de la ONU.


El presidente de la República Democrática del Congo, Felix Antoine Tshisekedi Tshilombo, se dirige al 76º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 21 de septiembre de 2021.
El presidente de la República Democrática del Congo, Felix Antoine Tshisekedi Tshilombo, se dirige al 76º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, el 21 de septiembre de 2021.

La lucha por contener la pandemia de coronavirus ya ha ocupado un lugar destacado en los discursos de los líderes, muchos de ellos pronunciados de forma remota exactamente debido al virus. País tras país reconoció la gran disparidad en el acceso a las vacunas, pintando un panorama tan sombrío que a veces una solución parecía fuera de alcance.


“Algunos países han vacunado a sus poblaciones y están en el camino de la recuperación. Para otros, la falta de vacunas y los sistemas de salud débiles representan un problema grave”, dijo la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, en un discurso pregrabado el miércoles. “En África, menos de 1 de cada 20 personas están completamente vacunadas. En Europa, uno de cada dos está completamente vacunado. Esta inequidad es claramente injusta".

El miércoles, durante una cumbre mundial de vacunación convocada virtualmente al margen de la Asamblea General, el presidente Joe Biden anunció que Estados Unidos duplicaría su compra de inyecciones de COVID-19 de Pfizer para compartir con el mundo unas mil millones de dosis, con el objetivo de vacunar al 70% de la población mundial durante el próximo año.


La medida se produce en momentos en que los líderes mundiales, los grupos de ayuda y las organizaciones de salud mundial se han expresado cada vez más sobre la lentitud de las vacunas mundiales y la desigualdad en el acceso a las vacunas entre los residentes de las naciones más ricas y las más pobres.


La Organización Mundial de la Salud dijo que solo se ha entregado el 15% de las donaciones prometidas de vacunas de países ricos que tienen acceso a grandes cantidades, por lo que la agrupación afirmó que quiere que los países cumplan sus promesas de compartir dosis "inmediatamente" y pongan a disposición las vacunas para los programas que benefician a los países pobres, en especial a las naciones del continente africano.


Durante un evento contra el racismo el miércoles, en conmemoración de una conferencia histórica pero polémica de hace 20 años, el presidente Felix Tshisekedi del Congo señaló el hecho de que solo alrededor de 1 de cada 1.000 personas en su país han recibido al menos una inyección.


La disparidad en la disponibilidad de vacunas en todo el mundo "claramente no demuestra la igualdad entre los países y los pueblos de este mundo", dijo Tshisekedi.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, también señaló las fallas en el intercambio de vacunas contra el coronavirus durante su discurso el miércoles por la noche, sus esperanzas en 2020 de “multilateralismo efectivo y solidaridad internacional asertiva” se desvanecieron un año después, “donde una cosa es compartir objetivos y otra muy distinta compartir vacunas".



ARTÍCULO POR: PIA SARKAR

FOTOGRAFÍA: EDUARDO MUÑOZ

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

9 views0 comments