La líder del partido verde, Annamie Paul, crítica a los ejecutivos que intentaron derrocarla

Annamie Paul está respondiendo al círculo de ejecutivos del partido que intentaron derrocarla como líder del partido verde, calificándolos como "racistas" y "sexistas", mientras busca defender su liderazgo y afirmar su autoridad dentro de un partido dividido.


La líder del partido verde, Annamie Paul, crítica a los ejecutivos que intentaron derrocarla.
La líder del partido verde, Annamie Paul, crítica a los ejecutivos que intentaron derrocarla.

Las feroces palabras en una conferencia de prensa el miércoles se produjeron después de que Paul sobreviviera a otro día de luchas partidistas cuando un movimiento para expulsarla cambió de rumbo el martes por la noche, dejándola con un tenue control del poder antes de las probables elecciones federales de este año.


Paul dijo que el cambio que ella representa "a menudo se percibe como una amenaza para los guardianes institucionales existentes" y señaló a miembros anónimos del consejo federal, el órgano de gobierno del partido.


“Muchos de estos concejales están profundamente comprometidos con este mandato de transformación y diversidad. Lamentablemente, no todos están de acuerdo”, dijo.

Una serie de acusaciones mordaces en una carta, que acompañó a una moción de desconfianza firmada por seis de los 15 concejales, puso al descubierto el nivel de acritud hacia Paul por parte de algunos conocedores.


“Desde su elección como líder, Annamie Paul ha actuado con una actitud autocrática de hostilidad, superioridad y rechazo, sin asumir su deber de ser un miembro activo, contribuyente, respetuoso y atento del consejo federal, sin desarrollar una relación de trabajo colaborativo, no participar en discusiones respetuosas y no usar el diálogo y el compromiso”, afirma el documento.

Continúa diciendo que Paul ha asistido a pocas reuniones del consejo y "ha mostrado ira en monólogos largos, repetitivos y agresivos y que no ha reconocido el valor de ninguna idea a excepción de las de ella misma".


Paul, la primera mujer negra elegida para liderar un partido federal convencional, dijo que el documento era "tan racista, tan sexista" que fue "inmediatamente desautorizado" por la mayoría de los dirigentes del partido y ambos diputados verdes.


Señaló que "heredó" el grupo actual de consejeros verdes, cuyos mandatos vencen el próximo mes y cuya moción de desconfianza se produjo a pesar de "no haber consultado sustancialmente con los miembros que representan", dijo.


Paul también se pronunció contra el primer ministro Justin Trudeau, diciendo que buscaba sembrar "división y desorden" entre los Verdes al incorporar a la diputada Jenica Atwin.


“No eres un aliado y no eres un feminista”, dijo.

El caucus verde, que incluye a la exlíder Elizabeth May, ahora se ha reducido a dos después de que Atwin se unió a los liberales gobernantes la semana pasada, citando los enfrentamientos internos sobre el conflicto israelí-palestino como una razón clave para su decisión.


Las consecuencias de la discordia en el partido de Paul han continuado y dos de los miembros del consejo federal dimitieron la noche del martes.


Las cuestiones de acoso y prejuicios raciales contra Paul, quien también es la segunda persona judía en liderar un partido federal convencional (David Lewis del NDP fue el primero), ya habían salido a la superficie.


Operation Black Vote Canada dijo en un comunicado el martes que estaba "decepcionado y consternado" al enterarse de la moción inicial de desconfianza.


“Como la primer canadiense de raza negra en liderar un partido político importante, la elección de la Sra. Paul representó un paso adelante en la misión de diversificar nuestra política y tener representación de más canadienses en las instituciones que nos lideran. Los hechos recientes representan un paso atrás en ese esfuerzo”, dijo el grupo.

Daniel Beland, director del Instituto McGill para el Estudio de Canadá, dijo que Paul está "enfrentando una revuelta total".


“Esto no es un buen augurio para el partido antes de la próxima campaña federal potencial, durante la cual tanto los liberales como los nuevos demócratas harán todo lo posible para influir en los votantes conscientes del ambiente que se vive actualmente”, dijo.


ARTÍCULO POR: CHRISTOPHER REYNOLDS FOTOGRAFÍA: SARAH TURNBULL

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE POLÍTICA