"La orden de quedarse en casa está funcionando"

La última ronda de proyecciones provinciales de Ontario muestra que la orden de quedarse en casa de la provincia está teniendo un efecto positivo al limitar la propagación de COVID-19, con casos que "disminuyen antes y más rápido de lo proyectado"; pero que aún queda mucho trabajo por hacer para ver más mejoras.


Copresidente asesor científico de Ontario, el Dr. Adalsteinn Brown.
Copresidente asesor científico de Ontario, el Dr. Adalsteinn Brown.

Los asesores científicos de Ontario dicen que los casos de COVID-19 están disminuyendo gracias a que la provincia permanece bajo sus actuales medidas de salud pública; pero se necesitan más límites en los lugares de trabajo esenciales para mantener las tasas bajo control.


El grupo asesor dijo que las tasas de casos se están estabilizando, pero los focos de crecimiento permanecen en los puntos críticos, con tasas de positividad aún altas en la región de Peel, Toronto y la región de York.


Desde mediados de marzo, la provincia ha experimentado una disminución en los recuentos diarios de casos de COVID-19 con el promedio móvil de 7 días superando en poco menos del 60 por ciento en ese momento. Al 15 de abril, se redujo por debajo de 50 y ahora está en 40 por ciento.


La última orden de Ontario de quedarse en casa entró en vigencia el 8 de abril y se mantendrá durante al menos seis semanas hasta el 20 de mayo.


La orden anterior de quedarse en casa entró en vigencia el 14 de enero y se levantó casi dos meses después, el 8 de marzo, lo que provocó un aumento devastador en la transmisión, particularmente con variantes COVID-19.


"Hay una razón clara para tener esperanza; pero esta esperanza requiere de un compromiso, una determinación inquebrantable para llevar a cabo el trabajo", dijo el copresidente asesor científico de Ontario, el Dr. Adalsteinn Brown, e instó a la gente a asegurarse de que la "tercera ola de la provincia sea la última". "Los desplazamientos relacionados con los lugares de trabajo siguen siendo demasiado altos y reducir esa movilidad nos ayudará a reducir aún más (los casos) en general".

Entre los hallazgos clave de estas nuevas proyecciones COVID-19, Brown dijo que la distribución de vacunas esta siendo "más equitativa", debido al reciente cambio del gobierno en el que los puntos críticos se han convertido en una prioridad. Brown dijo que continuar con este progreso es esencial y seguirá marcando la diferencia en el control de la tercera ola.


A pesar de algunos desarrollos y tendencias positivos, los últimos datos muestran que la ocupación de las UCI se mantiene en un nivel récord y la provincia dice que el sistema está bajo una presión increíble.


En el modelo publicado hace dos semanas, los datos indicaron que los casos de COVID-19 y las hospitalizaciones de Ontario estaban en sus niveles más altos desde que comenzó la pandemia.


Entre el 28 de marzo y el 5 de abril, Ontario vio cómo el número de pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos aumentó en un 25 por ciento.


Las variantes del virus siguen siendo frecuentes en Ontario y Brown indicó que más del 90 por ciento de los casos actuales son infecciones causadas por una de ellas, casi todos los casos son a causa de la B.1.1.7., variante descubierta por primera vez en el Reino Unido.


Brown dice que limitar los desplazamientos en los lugar de trabajo es clave.


Hallazgos clave del modelado COVID-19 - Jueves 29 de abril:


En el mejor de los casos, con fuertes medidas de salud pública implementadas, las nuevas proyecciones predicen 1.500 casos diarios de COVID-19 para mediados de junio y se superarán los 2.000 casos nuevos por día para julio.


Con medidas moderadas y 100.000 vacunas administradas diariamente, la provincia podría ver algo menos de 3.000 casos a principios de junio con un aumento potencial a 5.000 nuevas infecciones a mediados de julio.


Con restricciones de salud débiles o mínimas, los casos podrían aumentar a 6.000 por día a fines de mayo y hasta junio, superando alrededor de 10.000 casos nuevos de COVID-19 por día para el 1 de julio.


Hasta el jueves, la provincia ha reportado alrededor de 4.000 casos por día, con la orden actual de quedarse en casa vigente durante al menos el próximo mes.


Los asesores dicen que el atraso quirúrgico de la provincia ha llegado a 257.536 procedimientos y será un "enorme desafío" el ponerse al día con dichas intervenciones.


“Nuestro sistema de salud ya no esta funcionando normalmente”, dijo Brown. “Estamos trasladando a los pacientes más graves en helicópteros y ambulancias por la provincia en busca de camas disponibles. Numerosos enfermeros/as y médicos están atendiendo a los pacientes en hospitales de campaña".

Las predicciones de los asesores científicos se produjeron pocas horas después de que el gobierno dijera que enviará la mitad de sus vacunas COVID-19 disponibles a los puntos críticos durante las próximas dos semanas y que espera ofrecer vacunas a todos los adultos de la provincia para la última semana de mayo.


Ontario reportó 3.871 nuevos casos de COVID-19 el jueves y 41 nuevas muertes, una cifra que elevó el número total de muertes por el virus de la provincia a más de 8.000.



ARTÍCULO: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL