• Eliana González

La provincia informa 153 casos de variantes

Los funcionarios de salud de Ontario dijeron que más del cinco por ciento de los casos positivos de COVID-19 acumulados a fines de enero dieron positivo para múltiples variantes, incluidas las cepas del Reino Unido y Sudáfrica.


La Dra. Vanessa Allen, jefa de microbiología y ciencias de laboratorio de Salud Pública de Ontario, señaló en una sesión informativa el jueves que en otros países donde circula la variante COVID-19, la prevalencia de B.1.1.7 se duplicó cada una o dos semanas.
La Dra. Vanessa Allen, jefa de microbiología y ciencias de laboratorio de Salud Pública de Ontario, señaló en una sesión informativa el jueves que en otros países donde circula la variante COVID-19, la prevalencia de B.1.1.7 se duplicó cada una o dos semanas.

Public Health Ontario examinó 1.880 muestras positivas del 20 de enero y encontró variantes en 103 casos.


La mayoría de ellos estaban relacionados con un brote en un hogar de ancianos en Simcoe-Muskoka.


La Dra. Vanessa Allen, la principal microbióloga de la agencia, dice que los resultados muestran la rapidez con la que las variantes de COVID-19 pueden propagarse en un brote.


Hasta ahora, Ontario ha registrado 152 casos de una variante que surgió por primera vez en el Reino Unido y un caso de otra que surgió por primera vez en Sudáfrica .


Se cree que ambos son más infecciosos y los funcionarios de salud han dicho que esperan que se detecten más casos.


De este recuento, los funcionarios de salud confirman que hubo seis casos en la región de Peel, cinco en Toronto, uno en la región de York y dos casos en Waterloo y Durham.


La Unidad de Salud de Simcoe-Muskoka también informó que hasta el jueves se habían confirmado 90 casos de la variante del Reino Unido en la región, con otros 57 casos probables que estaban esperando los resultados de las pruebas. El principal médico de la región ha dicho que cree que el número de casos variantes es aún mayor.


La unidad también informó 84 muertes por COVID-19 en el mes de enero, "más de cuatro veces más" que las muertes reportadas en diciembre de 2020.


El gobierno ha aconsejado a las personas que sigan las normas de salud pública y sigan tomando precauciones contra el virus para evitar que las variantes se propaguen.


La variante que surgió en el Reino Unido el año pasado se ha relacionado con un empeoramiento de la ola de infecciones en Europa.


Se detectó por primera vez en Ontario en diciembre y desde entonces se ha extendido a las unidades de salud en el sur de la provincia.


Los funcionarios locales han relacionado esa variante con brotes en un lugar de trabajo de Toronto y en hogares de ancianos en Simcoe-Muskoka, donde provocó un brote particularmente mortal en una instalación de Barrie, Ontario.


Sesenta y seis residentes del asilo de ancianos Roberta Place habían muerto a causa del virus hasta el jueves en el brote que infectó a más de 200 personas, incluido el personal y contactos cercanos.


Ontario informó el jueves 1.563 nuevos casos de COVID-19 y 88 muertes más relacionadas con el virus.


Los funcionarios de salud pública han notado, sin embargo, que las actualizaciones de una base de datos provincial están causando fluctuaciones en los datos del recuento de casos de esta semana.


Ontario informó que se habían completado casi 64.500 pruebas desde la última actualización diaria.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: STEVE RUSSELL

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL