• Eliana González

La UE se prepara para permitir la visita de turistas estadounidenses vacunados este verano

El jefe de la Comisión Europea dijo que el bloque cambiaría de política, bajo ciertas condiciones, después de más de un año de prohibir principalmente los viajes no esenciales.


La UE se prepara para permitir la visita de turistas estadounidenses vacunados este verano.
La UE se prepara para permitir la visita de turistas estadounidenses vacunados este verano.

Los turistas estadounidenses que hayan sido completamente vacunados contra el Covid-19 podrán visitar la Unión Europea durante el verano, dijo el jefe del organismo ejecutivo del bloque en una entrevista con The New York Times el domingo, más de un año después de reducir los viajes no esenciales desde la mayoría de los países para limitar la propagación del coronavirus.

El rápido ritmo de vacunación en los Estados Unidos y las conversaciones avanzadas entre las autoridades allí y la Unión Europea sobre cómo hacer que los certificados de vacuna sean aceptables como prueba de inmunidad para los visitantes permitirán a la Comisión Europea, la rama ejecutiva de la Unión Europea, recomendar un cambio en la política que podría restaurar los viajes turísticos transatlánticos.

"Los estadounidenses, por lo que puedo ver, usan vacunas aprobadas por la Agencia Europea de Medicamentos", dijo el domingo Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, en una entrevista con The Times en Bruselas. “Esto permitirá la libre circulación y los viajes a la Unión Europea. “Porque una cosa está clara: los 27 estados miembros aceptarán, incondicionalmente, a todos aquellos que estén vacunados con vacunas aprobadas por la EMA”, agregó.

La agencia, el regulador de medicamentos del bloque, aprobó las tres vacunas que se utilizan en los Estados Unidos: Moderna, Pfizer / BioNTech y Johnson & Johnson.


La Sra. Von der Leyen no ofreció una línea de tiempo sobre cuándo exactamente se abrirían los viajes turísticos o detalles sobre cómo ocurriría. Pero sus comentarios son una declaración de alto nivel de que las restricciones de viaje actuales están configuradas para cambiar sobre la base de los certificados de vacunación.


Señaló que Estados Unidos estaba "encaminado" y haciendo un "gran progreso" con su campaña para alcanzar la llamada inmunidad colectiva, o la vacunación del 70 por ciento de los adultos, a mediados de junio.

Añadió que la reanudación de los viajes dependería "de la situación epidemiológica; pero así como la situación está mejorando en Estados, con suerte, también seguirá mejorando en la Unión Europea".

Diplomáticos de los países de destino turístico de Europa, en su mayoría liderados por Grecia, han argumentado durante semanas que los criterios del bloque para determinar si un país es un origen "seguro" basado puramente en casos bajos de Covid-19 se están volviendo irrelevantes dado el progreso de las campañas de vacunación en los Estados Unidos, Gran Bretaña y algunos otros países.


Las discusiones técnicas se han estado llevando a cabo durante varias semanas entre funcionarios de la Unión Europea y los Estados Unidos, sobre cómo hacer que los certificados de vacunas de cada lugar sean de una lectura amplia de manera práctica y tecnológica para que los ciudadanos puedan usarlos para viajar sin restricciones.

La propia Unión Europea ha comenzado el proceso de proporcionar a sus propios ciudadanos “certificados verdes digitales”, que indicarán si el viajero ha sido vacunado contra Covid-19; se ha recuperado de la enfermedad en los últimos meses; o ha resultado negativo para el virus en los últimos días. Los europeos podrán utilizarlos para viajar sin restricciones adicionales, al menos en principio, dentro del bloque de 27 naciones.


Hasta ahora, los viajes no esenciales a la Unión Europea han sido prohibidos oficialmente con la excepción de los visitantes de una pequeña lista de países con un número de casos muy bajo del virus, incluidos Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur.


Algunos países de la UE han hecho pequeñas excepciones para permitir visitantes de fuera del bloque. Grecia, por ejemplo, dijo la semana pasada que abriría sus fronteras a los viajeros de Estados Unidos a partir del lunes, siempre que muestren prueba de vacunación o una prueba de coronavirus negativa.


Los visitantes, de los pocos países a los que se les permite oficialmente visitar la Unión Europea bajo las reglas existentes, normalmente aún tendrían que cumplir con varios conjuntos de requisitos implementados país por país, incluyendo tener una prueba de coronavirus negativa y seguir las reglas de cuarentena.


El regreso de los visitantes vacunados a las playas y lugares turísticos de Europa supondría un impulso financiero desesperadamente necesario para los países al sur, en particular, y para millones de turistas potenciales en todo el mundo, así como para las aerolíneas y la industria de viajes en general, presagiaría un regreso cauteloso y limitado a algo que se siente como normalidad.


ARTÍCULO POR: MATINA STEVIS-GRINDNEFF

FOTOGRAFÍA: JJ JORDAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL