La vacunación contra el COVID-19 en Ontario comienza a trasladarse a sitios más pequeños

Varias clínicas de vacunación masiva de COVID-19 en Ontario se están reduciendo a medida que disminuyen las reservas de primera dosis y las comunidades se trasladan a lugares más pequeños.


La vacunación contra el COVID-19 en Ontario comienza a trasladarse a sitios más pequeños.
La vacunación contra el COVID-19 en Ontario comienza a trasladarse a sitios más pequeños.

La Unidad de Salud del Noroeste, que cubre Kenora Ont. y las comunidades circundantes, ha estado operando sus clínicas masivas por últimos días esta semana. La unidad de salud dijo que las grandes clínicas ya no se llenan; pero que las vacunas se seguirán ofreciendo en sitios más pequeños.

Gray Bruce, un punto crítico actual para la variante Delta COVID-19, cerrará sus clínicas masivas a fin de mes para devolver los sitios grandes para uso comunitario. La unidad de salud está aconsejando a las personas con vacunas reservadas para agosto o más adelante que vuelvan a reservar. Las ciudades más grandes también están siguiendo esta tendencia, con Mississauga, Ontario, con el objetivo de cerrar un centro de convenciones utilizado como lugar de vacunación el lunes y otra clínica hospitalaria que cerrará al día siguiente.

La alcaldesa Bonnie Crombie dijo que la transición de las clínicas masivas es parte del enfoque de la ciudad de llevar las vacunas a las comunidades menos inmunizadas, con un mayor énfasis planeado en las ubicaciones emergentes, las clínicas de autoservicio y los sitios de atención primaria.

“Esta es una buena noticia y muestra que nuestras clínicas de vacunación masiva han hecho su trabajo al vacunar a la mayoría de nuestra gente”, dijo Crombie en una conferencia de prensa el jueves. "Ahora podemos considerar este período como la recta final de nuestro plan inicial de vacunación para llegar al 10% o 20% final de nuestra población y asegurarnos de que ellos también estén vacunados".

La unidad de salud de Kingston, Ontario, anunció que entraría en una “nueva fase” de su plan de vacunación la semana pasada, con planes para cerrar clínicas masivas a partir de agosto y hacer un cambio al designar como lugares de vacunación a farmacias, lugares móviles y de atención primaria. La ministra de Salud, Christine Elliott, dijo a principios de este mes que los sitios de atención primaria se volverían más esenciales para el plan de vacunación de la provincia a medida que las clínicas masivas en hospitales, estadios y otros lugares grandes se reduzcan y reanuden sus usos anteriores.

El ochenta por ciento de los adultos en Ontario han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19 y el 66 por ciento están completamente vacunados. La cifra de la primera dosis se ha mantenido en casi el 80 por ciento durante varias semanas.

La unidad de salud de Gray Bruce señaló esta semana que su situación local de COVID-19 es ahora una "pandemia de no vacunados", una tendencia que se observa en todo el mundo.

La unidad de salud dijo que el 95 por ciento de los casos reportados en las primeras dos semanas de julio fueron entre personas que no estaban completamente vacunadas y alentó a las personas a vacunarse, además de señalar que es probable que las personas vacunadas estén sujetas a menos restricciones, como reglas de aislamiento en el caso de futuros brotes.

"Vacunar a la mayoría de las personas nos encamina a volver a la normalidad", dijo en un comunicado de prensa.


ARTÍCULO POR: HOLLY MCKENZIE-SUTTER

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL