• Eliana González

"Escuelas de Ontario deben permanecer abiertas"

A medida que el aprendizaje en línea continúa durante al menos las próximas dos semanas en el GTA, un nuevo informe del hospital SickKids desaconseja eso y agrega que el cierre de escuelas debería ser un "último recurso".



El informe completo, presentado por expertos en salud, dice que el aprendizaje en clase debe reanudarse pero con pruebas más rigurosas y protocolos de seguridad y lo considera la mejor opción para niños de todas las edades.


"La evidencia actual sugiere que los niños pequeños tienen menos probabilidades que los adolescentes o adultos de transmitir el SARS-CoV-2 y, con pocas excepciones, la reapertura de las escuelas con varias estrategias de mitigación implementadas ha sido exitosa y no suele estar asociada con brotes".

El informe dice que es fundamental equilibrar el riesgo de infección con el daño del cierre de escuelas, que según los funcionarios de salud afecta la salud física y mental de los niños.


Continúa diciendo que el impacto adverso del cierre de escuelas en niños y jóvenes es tal que el cierre de escuelas debería ser un último recurso.


El informe dice que cualquier niño con síntomas que se determine que están relacionados con el virus debe hacerse la prueba "lo antes posible" y lo mismo se aplica a los maestros y al personal.


También se debe enfatizar el distanciamiento físico del personal escolar de los niños / jóvenes y otro personal, dicen los expertos.


El miércoles, el Ministro de Educación de Ontario anunció que más de 100,000 estudiantes de múltiples Unidades de Salud Pública (PHU), incluidas Haliburton, Kawartha, Pine Ridge y Peterborough Public Health, entre otras, regresarán para el aprendizaje en persona el 25 de enero.


Como parte del estado de emergencia de Ontario, se suponía que las escuelas en "Zonas grises" regresarían al aprendizaje en clase el 10 de febrero.


La provincia ya no usa esa fecha, en cambio, el director médico de salud continuará "revisando las tendencias de salud pública y asesorando".


Las "Zonas grises" incluyen Windsor, Toronto, Peel, York y Hamilton. El cierre de escuelas en las regiones de Durham y Halton también continuará hasta nuevo aviso.


El gobierno de Ford permitió que las escuelas en el norte de Ontario reabrieran el 11 de enero.


El informe de SickKids cita a funcionarios de salud que sugieren que para mantener las escuelas abiertas, incluso en regiones en las que la transmisión comunitaria es alta, debe haber “pruebas sólidas y rastreo de contactos”.


Los funcionarios de salud advierten que las escuelas que reabren para el aprendizaje en persona deben documentar cuidadosamente la asistencia de los estudiantes, el personal y los visitantes y garantizar la información de contacto actualizada para facilitar la gestión de la salud pública en caso de que se identifique un caso en la escuela.


“Las escuelas deben tener un método rápido para contactar a los estudiantes / familias con información”, dijeron. "Los coautores afirman que las pruebas exhaustivas y el rastreo de contactos serán importantes para recopilar continuamente información sobre la transmisión en las escuelas y deben usarse para evaluar y ajustar las medidas de salud y seguridad".


ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: FATCAMERA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL