• Eliana González

Las farmacias de Ontario se preparan para un fin de semana ajetreado de vacunación COVID-19

Las farmacias de Ontario se preparaban el viernes para un fin de semana ajetreado mientras se alistaban para administrar miles de vacunas COVID-19 de Oxford-AstraZeneca que vencerán en tres días.


Dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca COVIS-19 antes de ser administradas a los residentes en el hogar de ancianos "Belong Wigan", en Wigan, noroeste de Inglaterra, el 21 de enero de 2021.
Dosis de la vacuna de Oxford-AstraZeneca COVIS-19 antes de ser administradas a los residentes en el hogar de ancianos "Belong Wigan", en Wigan, noroeste de Inglaterra, el 21 de enero de 2021.

Los controles de calidad retrasaron la entrega de miles de inyecciones hasta el jueves, mientras la provincia trabajaba para redistribuir una reserva de 45.000 dosis que vencen el lunes y 10.000 más que vencen en junio.


Aproximadamente 31.600 dosis se habían entregado a las farmacias el jueves, según la provincia, con 11.500 dosis ya administradas. Se esperaba que el resto de las dosis se entregaran al final del día viernes.


El director de la Asociación de Farmacias de Ontario dijo que las farmacias participantes trabajarían duro durante el fin de semana para evitar cualquier tipo de desperdicio, con tres días completos para administrar todas las vacunas.


"Todos están tratando de que esto funcione y harán lo que puedan para acomodar a la gente", dijo Justin Bates en una entrevista.

La provincia detuvo el uso de la vacuna AstraZeneca a principios de este mes debido a un aumento en los informes de coágulos de sangre raros pero mortales.


Esta semana, la provincia comenzó a ofrecerla como segunda inyección a las personas que recibieron su primera dosis de esta vacuna entre el 10 y el 19 de marzo en las farmacias de Toronto, Windsor y Kingston, y en algunos consultorios de atención primaria.


Aproximadamente 90.000 personas participaron en el piloto de AstraZeneca entre el 10 y el 19 de marzo. Muchos destinatarios de las vacunas informaron su frustración esta semana al intentar reservar segundas dosis en farmacias que todavía estaban esperando el suministro retrasado.


De las 325 farmacias que participaron en el piloto, 162 están administrando inyecciones esta vez, dejando a algunos destinatarios de AstraZeneca buscando listas de espera en otros sitios para sus segundas inyecciones.


Los funcionarios han dicho que se necesitaban controles de calidad, que retrasaron las entregas, porque los datos de almacenamiento de algunas de las dosis estaban incompletos.


Bates dijo que el proceso de verificación de calidad, similar a una auditoría, es simple pero requiere mucho tiempo. Dijo que había inconsistencias en los registros de temperatura recolectados de varios sitios en la provincia y tomó algún tiempo validar esa información para asegurar que ninguna de las dosis se hubiera echado a perder.


“Hay mucho papeleo y funciones administrativas detrás de esto; pero en realidad es solo la validación de los registros de temperatura”, dijo.

El retraso en la entrega ha ejercido una presión adicional sobre los farmacéuticos para trabajar con las dosis antes de que se acabe el tiempo y para gestionar la programación de los pacientes y del personal antes de la vacunación.


“Han puesto una gran carga sobre los farmacéuticos y, ciertamente, están en una posición precaria, porque quieren ayudar pero no quieren que se les culpe por ningún desperdicio”, dijo Bates.

Esta situación podría significar unos días venideros bastante ocupados para las farmacias, donde las personas pueden programar citas llamando con anticipación, uniéndose a una lista de espera en línea o entrando en una de las farmacias que figuran en el sitio web provincial.


La procuradora general Sylvia Jones dijo el viernes que el tema de cualquier posible desperdicio de vacunas “no está claro” y enfatizó la importancia del proceso de control de calidad.


"No puedo darles una respuesta concisa de cuántas dosis esperamos que no puedan pasar por esa pieza de garantía de calidad", dijo. "Queremos asegurarnos de que las dosis que ofrecemos para las segundas inyecciones se verifiquen primero, para garantizar la calidad, y eso es lo estamos haciendo ahora".

Bates dijo que las farmacias están tomando decisiones operativas rápidas para intentar alcanzar la meta del lunes.


“Nadie quiere que se desperdicie ninguna vacuna, todo el mundo quiere ayudar a la gente. Así que haremos lo que podamos, pero por supuesto, no es fácil cuando ahora tienes tan solo tres días”, dijo.


ARTÍCULO POR: HOLLY MCKENZIE-SUTTER

FOTOGRAFÍA: OLI SCARFF

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL